Pedro "Tiburón" Acosta vence y se convierte en el más joven de la historia

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Scarperia (Italia), 29 may (EFE).- El español Pedro "Tiburón" Acosta (Kalex) venció el Gran Premio de Italia disputado en el circuito de Mugello y se convirtió en el piloto más joven de la historia en conseguirlo en la categoría intermedia, desbancando al también español Marc Márquez.

Acosta, con 18 años y cuatro días, desbanca en esa clasificación especial a un Marc Márquez que había logrado el récord en Francia en el año 2011, cuando ganó la carrera disputada en Le Mans con 18 años y 87 días.

Celestino Vietti, que no pudo puntuar al sufrir una caída, sigue líder de la clasificación provisional del mundial empatado a 108 puntos con el japonés Ogura y con Arón Canet (Kalex), que tampoco acabó la carrera al caerse cuando era segundo, tercero con 89 puntos.

Pedro Acosta asciende desde la decimoséptima posición en la que llegó a Italia hasta la décima.

Pero antes, Arón Canet (Kalex) no había fallado en el momento de la salida, aunque Acosta, que salía segundo, se metió por el interior para apurar la frenada a final de recta y negociar la misma en primera posición, sabedor de que su mejor opción de aspirar a la primera victoria en la categoría pasaba por marcar él el ritmo al frente de la misma.

Canet tampoco pudo o quiso evitar el ataque inicial del británico Sam Lowes (Kalex), que le superó en el transcurso de la primera vuelta, que cerró en primera posición Acosta perseguido por Lowes, Canet, el italiano Tony Arbolino (Kalex) y el estadounidense Joe Roberts (Kalex).

Un poco más atrás, el italiano Celestino Vietti (Kalex), líder del mundial y cuarto de entrenamientos, había perdido varias posiciones y completó ese primer giro noveno, por detrás de Ai Ogura, Mattia Pasini y Jorge Navarro, todos ellos sobre sendas Kalex.

Con sendas vueltas rápidas de Acosta y Canet en el segundo giro, y con unos metros de ventaja, por detrás de ellos se comenzó a definir un grupo de cinco o seis pilotos en el que estaban Lowes, Arbolino, Roberts, Ogura, Pasini y Navarro, con Vietti ya algo más atrás.

Arón Canet y Pedro Acosta se "repasaron" en un par de ocasiones, con el valenciano líder en la tercera vuelta y el murciano luego en la cuarta, pero sin que por ello se pudiesen alejar del resto de perseguidores.

Pronto comenzó a perder unidades el grupo de cabeza, el primero de ellos el tailandés Somkiat Chantra (Kalex), que era decimocuarto, mientras Pedro Acosta se mantenía firme al frente de la prueba y de un grupo de seis pilotos que había conseguido distanciarse unos metros del resto y formado por el propio Acosta, Canet, Lowes, Arbolino, Roberts y Ogura, con Vietti asumiendo el liderato en el grupo perseguidor, constituido por otros ocho pilotos, con los españoles Jorge Navarro, Alonso López (Boscoscuro) y Fermín Aldeguer (Boscoscuro), entre ellos.

Algo más atrás, otro grupo encabezado por el español Albert Arenas (Kalex), y también con Augusto Fernández (Kalex), que no tenía el ritmo suficiente como para pensar en enlazar con los de delante.

Acosta se mantuvo firme al frente de la carrera, con Canet pegado a él como una "lapa" y Arbolino, Lowes, Ogura y Roberts intentando no perder el ritmo del dúo.

Marcos Ramírez (MV Agusta) fue el siguiente protagonista de un percance, al irse por los suelos en la undécima vuelta y no poder continuar en carrera aunque se encontraba muy atrás en la clasificación.

El tirón de Pedro Acosta hizo que él y Arón Canet lograsen cierta ventaja sobre sus rivales y por momentos dio la impresión de que el valenciano estaba estudiando los puntos débiles del murciano y ambos ya con más de un segundo de ventaja sobre un cuarteto que con la llegada de Vietti se transformó en quinteto, en el que Ai Ogura decidió pasar a Tony Arbolino, al ver que el dúo de cabeza se escapaba poco a poco.

Pero la suerte no se alió con Arón Canet, quien en la curva de entrada a la recta de meta se fue al suelo durante el décimo tercer giro y dejó en solitario a Pedro Acosta al frente de la carrera, ya con más de un segundo y medio de ventaja sobre ellos.

Sam Lowes fue la siguiente "víctima propiciatoria" al verse involucrado en un "rifirrafe" con su propio compañero de equipo, el italiano Tony Arbolino, que le fue echando hacia el exterior de la curva dos del circuito hasta que el britanico no pudo evitar la caída, en una acción que pareció intencionada y que fue sancionada porDirección de Carrera con una vuelta larga de penalización.

En esa misma vuelta, la decimonovena, a dos del final, el motor de la Kalex de Celestino Vietti dijo basta y el líder del mundial se vio abocado a la retirada.

Pedro Acosta no falló, rodó con la precisión de un reloj suizo camino de su primera victoria en Moto2, por delante de Joe Roberts y de Ai Ogura, con Tony Arbolino cuarto y Augusto Fernández (Kalex) en la quinta posición, mientras que Alonso López acabó en la octava plaza, con Albert Arenas décimo, Jorge Navarro duodécimo, Fermín Aldeguer decimocuarto, Jeremy Alcoba decimoséptimo y Manuel "Manugas" González (Kalex), vigésimo.

Juan Antonio Lladós

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.