Peñarol se adueña del liderazgo tras festejar en el clásico ante Nacional

·2  min de lectura
DANTE FERNANDEZ/AFP via Getty Images

Para apoderarse del liderazgo en soledad en el Apertura, Peñarol dio un gran golpe de autoridad, este sábado. En el Campeón del Siglo, se quedó con el Clásico gracias a su victoria por 2-0 sobre Nacional.

Desde el principio hubo dos posturas muy marcadas en la cancha. El Mirasol, estimulado por la localía y su gente, salió dispuesto a tomar la iniciativa y hacerse con el control de la pelota. En tanto, el Bolso se plantó con un particular bloque defensivo.

A partir de esta disputa táctica, el juego se contuvo en la zona media. Por eso, recién a poco del cuarto de hora, surgió la primera ocasión de peligro y de parte de los dueños de casa: Matías Arezo intentó un remate de lejos, que rozó en un rival en el camino.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

El joven delantero del Mirasol, recién convocado a Uruguay, fue de los más punzantes. Tal es así que, después de su acercamiento inicial, recibió la pelota desde la banda derecha y, a metros del arco, no consiguió darle precisión a su toque, que salió por encima, tras la obstaculización de un defensor.

Camino al descanso, el cotejo tuvo sus momentos de calor entre los protagonistas y algunas situaciones aisladas de riesgo. En el equipo de Alfredo Arias, Arezo y Sebastián Rodríguez intentaron de tiro libre, mientras que Marcos Montiel se asomó en el Tricolor con un cabezazo desviado.

Hacia el segundo tiempo, los de Álvaro Gutiérrez salieron con otra cara. A diferencia de la primera etapa, adelantaron sus líneas y estuvieron a punto de romper el cero: Federico Martínez culminó un feroz contragolpe con un tiro mordido que dio en el poste derecho.

El espectáculo ingresó en un estancamiento y apenas hubo llegadas faltas de claridad de los dos cuadros. Ante esto, sus respectivos técnicos decidieron realizar modificaciones para renovar el aire de sus equipos y aspirar a quedarse con el triunfo en el tramo final.

Fue entonces, a los 79 minutos, cuando el Carbonero elaboró una buena jugada colectiva para ponerse en ventaja. De una serie de pases por la derecha, Pedro Milans lanzó raso al llegar a la línea de fondo y Kevin Méndez, a la altura del punto del penal, disparó de primera intención para convertir.

Rumbo al cierre, los locales se apoderaron de los hilos del encuentro y encontraron más al cumplirse los 90'. Frente a una despoblada defensa en retroceso, liquidaron la historia a través de Pablo Laquintana, con un firme tiro al ingresar por la derecha del área.

De esta manera, Peñarol se aferra a lo más alto del campeonato y lo hace con 20 puntos, dos por encima de Cerro Largo y cinco de Nacional. Justamente, el Manya enfrentará al Arachán la próxima fecha, mientras que el Bolso irá por la recuperación ante Danubio. Entre semana, tendrán sus debuts en el ámbito continental.

Foto: DANTE FERNANDEZ/AFP via Getty Images