Paulo Dybala la rompió: golazo y una asistencia en la Roma para llegar bien entonado a la convocatoria de Lionel Scaloni

·4  min de lectura
Dybala le dedica su golazo a dos suplentes de Roma
Dybala le dedica su golazo a dos suplentes de Roma - Créditos: @Marco Bucco/LaPresse

Una de las preocupaciones de Lionel Scaloni con respecto a Paulo Dybala apuntaba a que consiguiera la continuidad que no había tenido en los últimos tiempos en Juventus. Lesiones musculares y un club que dejó de considerarlo como una prioridad para su proyecto futbolístico habían estancado la carrera de la Joya y conspiraban contra sus posibilidades de integrar el plantel del seleccionado argentino para el Mundial.

El cambio de equipo, de Juventus a Roma, impulsado por un llamado de José Mourinho para seducirlo, relanzaron a Dybala. Convocado por Scaloni para los amistosos de este mes frente a Honduras y Jamaica, la Joya llegará entonada. Con muchos minutos y un rendimiento que da cuenta de su calidad e influencia en el equipo.

El golazo de Dybala

Este lunes, en el 2-1 de visitante a Empoli en el cierre de la sexta fecha de la Serie A, el N° 21 marcó un golazo y en la posición de media-punta hizo que buena parte del juego ofensivo gravitara sobre él. A los seis minutos pudo convertir como “pescador del área”, al tomar un pelota suelta con una definición que dio en un poste. Para unos minutos más tarde se tenía reservado algo mucho mejor, una delicia de gol. En la frontal del área tomó un despeje rival y se perfiló para sacar un zurdazo que entró al ángulo. Una maravilla de definición.

La cuenta @OptaPaolo arrojó un dato interesante: desde que debutó en la Serie A, con Palermo en 2012, Dybala suma 27 goles desde fuera del área e igualó el récord que en ese mismo período de tiempo tiene el belga Dries Mertens, que esta temporada pasó de Napoli a Galatasaray.

El empate de Empoli

Dybala corrió hacia el banco para festejarlo con dos suplentes, Nicoló Zaniolo y el uruguayo Matías Viña (”siempre tomamos mate juntos”, dijo luego del encuentro). Fue su tercer gol en el torneo, tras los dos que había anotado contra Monza. Tras ese partido, Mourinho, con su reconocida ironía, le mando un mensaje al director técnico del seleccionado sobre cómo lo estaba preparando a Dybala: “Tal vez Scaloni tenga que enviarme algunas botellas de vino más porque tendrá un jugador fantástico”.

Activo en la construcción del juego y la llegada, recibió un pisotón de Fabiano Parisi que mereció la amonestación. De su panorama y toque justo surgieron dos asistencias, una para Lorenzo Pellegrini, cuyo remate tapó el arquero, y otra para Mehmet Celik, que pateó desviado. Dybala también volvió a buscar de media distancia, con un tiro combado que salió por arriba en un primer tiempo que Empoli igualó con un cabezazo de Filippo Bandinelli.

Asistencia de la Joya, segundo de Roma

El encuentro se estaba complicando para Roma, cuya irregularidad había quedado reflejada en los últimos dos partidos, con una goleada sufrida frente a Udinese y un debut con derrota en la Europa League frente a Ludogorets. El que volvió a poner luz fue Dybala, que con un enganche sobre la derecha se sacó a dos rivales de encima y cruzó una asistencia al segundo palo, para la definición del inglés Tammy Abraham. Otra vez, su aporte fue decisivo.

Roma sufrió hasta el final porque Pellegrini desperdició la ocasión de poner el 3-1 con un penal que ejecutó al travesaño. Con el trajín de partidos -Roma jugará el jueves frente a HJK Helsinki por la Europa League-, Mourinho sustituyó a Dybala a 10 minutos del final por el juvenil Edoardo Bove. Roma quedó a una unidad de los tres punteros, y en buena medida se lo debe a Dybala.

Mourinho y Dybala, una sociedad que se entiende bien en Roma
Mourinho y Dybala, una sociedad que se entiende bien en Roma - Créditos: @Twitter @OfficialASRoma

Tras el encuentro, Mourinho fue elogioso con el cordobés: “La forma de jugar con respecto a la temporada pasada cambió por culpa de Paulo, es un jugador increíble. Este año la expectativa es alta porque llegó Dybala, que en condiciones normales -se incorporó como jugador libre- no jugaría en la Roma. La competitividad interna nos hace crecer, los grandes equipos la necesitan. ¿El margen de mejora de Dybala? El crecimiento es junto al equipo, individualmente no puedo pedirle más. El segundo gol -asistencia de la Joya a Abraham- es un ejemplo de juego con los ojos cerrados”.

Dybala, durante el triunfo contra Empoli
Dybala, durante el triunfo contra Empoli - Créditos: @Twitter @OfficialASRoma

Roma ganó por última vez el scudetto en 2001 y ahora la expectativa crece entre los tifosi. En charla con Sky Sports tras la victoria, Dybala fue mesurado: “Lo dije el día de la presentación, tenemos que estar tranquilos, hay muchas ganas de parte de todos. Contamos con uno de los mejores entrenadores del mundo, jugadores increíbles que han ganado mucho y tienen experiencia, pero creo que debemos estar tranquilos, jugar todos los partidos para ganar. Creando esta mentalidad ganadora; veníamos de dos derrotas que no nos ayudaron, todos tenían dudas, pero aquí es donde se ven los grandes equipos y los grandes jugadores”.