Paulo Dybala llega a Roma con la chance de repetir una combinación que no suele fallar: futbolistas argentinos con José Mourinho

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·7  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Un gesto paternal José Mourinho a Paulo Dybala, que ahora podrá repetirse en el día por día de Roma.
Un gesto paternal José Mourinho a Paulo Dybala, que ahora podrá repetirse en el día por día de Roma. - Créditos: @John Walton - EMPICS

Paulo Dybala finalizó su vinculo con Juventus después de siete años y 12 títulos, entre ellos, cinco scudetti. Aun así, merodea la sensación de que la Joya, con varias lesiones, nunca terminó de explotar en Europa, y por eso pasar al Roma de José Mourinho se presenta como una gran oportunidad de saldar esa deuda y a la vez de asegurar su lugar en el Mundial de Qatar. Se trata, a priori, de una combinación que promete mucho, ya que se juntan la necesidad del cordobés de validar su condición de jugador de alta clase mundial y la del portugués de mantenerse vigente en la elite.

En beneficio de Dybala, Mou sigue siendo uno de los mejores entrenadores del mundo, un motivador y un especialista en sacar lo mejor de los futbolistas argentinos. “Trabajar con él es espectacular. Es un ganador y un líder con el que me divertía mucho en los entrenamientos. Tiene algo especial y te hace sentirte importante como jugador”, valoró alguna vez Hernán Crespo, que en su enorme palmarés cuenta con una Premier League en Chelsea y un scudetto en Inter junto al DT luso.

José Mourinho y Paulo Dybala se encontrarán en Roma; hinchas giallorossi y periodistas italianos tienen enormes expectativas en la combinación entre el DT portugués y el atacante argentino.
José Mourinho y Paulo Dybala se encontrarán en Roma; hinchas giallorossi y periodistas italianos tienen enormes expectativas en la combinación entre el DT portugués y el atacante argentino. - Créditos: @MARCO BERTORELLO

Parecido opina Diego Milito, que llegó a ganar el inolvidable triplete de la temporada 2009/2010, con dos goles suyos en la final de la Champions League en Madrid, frente a Bayern. Amigo y miembro de un grupo de Whatsapp que los mantiene al día, el ex 22 lo elogió durante una entrevista: “José es un entrenador especial, que entiende cada momento y cada circunstancia de cada partido. Sabe transmitir calma y agresividad. Es uno de los mejores entrenadores que tuve en mi carrera. Él apostó por mí para que fuera parte de esa enorme conquista en la historia de Inter”. Cabe recordar que el portugués tuvo el mismo efecto positivo en los otros argentinos nerazzurri, como el capitán Javier Zanetti, Walter Samuel y Esteban Cambiasso.

Tras el éxito en Internazionale, se dio de manera natural la llegada de Mourinho a un Real Madrid que procuraba de alguna manera contener el éxito del Barcelona de Lionel Messi y Josep Guardiola. En la Casa Blanca Mou dirigió a Gonzalo Higuaín y Ángel Di María, con los que logró una liga de España, una Copa del Rey y una Supercopa de España. Valoraba así a Pipita, a quien mantenía en la cancha por sobre Karim Benzema, hoy destinado a ganar el Balón de Oro: “Higuaín trabaja como nunca. He visto mucho a Real Madrid en años anteriores y en este nivel nunca lo he visto. Continúa marcando sus goles, asiste, trabaja y presiona. La culpa de que Benzema no juegue es de Higuaín”.

El ex atacante de River aportó 26 goles y 10 asistencias en 54 partidos de la temporada 2011/2012, cuando Mou ganó por única vez la liga española, la del récord de 100 puntos del equipo merengue. Fideo, hoy en Juventus, lo recordó con cariño y respeto durante una charla reciente con TyC Sports: “Un fenómeno. La verdad es que está loco, mal. Perdido mal. Conmigo siempre fue muy buena gente”.

Higuaín con Mourinho
Gonzalo Higuaín siempre fue prioritario para José Mourinho en Real Madrid, aun por sobre Karim Benzema.

“Es un arquero de clase mundial. Es bueno que sepa que tenemos confianza en él”, decía Mourinho para motivar a Sergio Romero, que no tuvo continuidad en los últimos años pero de gran rendimiento en el Mundial Brasil 2014. Chiquito, gracias a esa confianza traducida en titularidad, celebrar en el Manchester United de Mou la Europa League 2017, trofeo que también ganó Marcos Rojo, aunque con menos participación.

Tottenham fue el primer club en que el portugués no consiguió copas desde aquella irrupción como entrenador de Porto, en 2002. En consecuencia, tampoco ganaron campeonatos Paulo Gazzaniga, Juan Foyth, Giovani Lo Celso ni Erik Lamela. Por eso para Mourinho, tras la vuelta al fútbol italiano, darle a Roma la primera conquista europea de su historia, la UEFA Conference League, fue un relanzamiento que le evitó caerse de la elite.

Un gran impacto: el desembarco de Dybala en Roma es tapa en los diarios deportivos de Italia.
Un gran impacto: el desembarco de Dybala en Roma es tapa en los diarios deportivos de Italia. - Créditos: @Redacción LA NACION

Sin el poderío económico de los gigantes del norte (Juve, Inter, Milan), para el club de la capital es una gran oportunidad la de reforzarse con Dybala, un jugador top al que en condiciones normales nunca habría podido contratar. Paulo, que declinó el ofrecimiento de usar la camiseta 10 sacralizada por Francesco Totti, llega libre y a cambio de 6.000.000 de euros por temporada, condiciones muy diferentes a las de cuando el millonario presidente Franco Sensi pagó 36 millones para contratar a Gabriel Batistuta porque estaba decidido a ganar la Serie A. Lo logró, y ese scudetto de la 2000/2001 fue el último que consiguió Roma. Pero la expectativa de hoy es similar, o más alta.

En Italia el del cordobés de Laguna Larga es uno de los pases más importantes de los últimos años y en Roma todo es efervescencia, ya que se trata de la mejor noticia desde que se retiró el ídolo Totti. De la fría Turín a la caliente capital. Sin término medio. Dybala y Mourinho ilusionan en grande. “Creo que es uno de los mejores fichajes de Roma en muchos años. Es un jugador imprevisible, como lo era Totti. Roma es el equipo perfecto para él y Roma es una ciudad de mucha pasión”, se entusiasma Gaetano Mocciaro, periodista de TuttoMercatoweb.

“Una mezcla infernal. La ciudad tiene mucha expectativa, todos lo quieren. La hinchada se volvió loca. Hoy en las radios romanas salieron muchas canciones argentinas. La Joya es un crack y Mou lo llamó para convencerlo. Me parece que tienen un feeling espectacular”, cuenta Darío Bersani, periodista que cubre la campaña de Roma para ReteSport.

Paulo Dybala se despidió de Juventus con mucho afecto de sus compañeros y de los hinchas, al cabo de siete años y 12 trofeos.
Paulo Dybala se despidió de Juventus con mucho afecto de sus compañeros y de los hinchas, al cabo de siete años y 12 trofeos. - Créditos: @MARCO BERTORELLO

La compra de Dybala es un gran golpe de Roma, porque Paulo es uno de los jugadores más fuertes de nuestra Serie A, aunque su rendimiento siempre se ha visto frenado por lesiones. Creo que su carrera en Juventus había terminado y Roma puede ser el equipo ideal para que exprese su potencial”, opina Stefano Sorce, de FootballNews24.

Más allá de la propuesta económica del club, fue fundamental José Mourinho para convencer al ex futbolista de Instituto y Palermo. En el último Roma vs. Juventus lo abrazó, le acarició la cabeza. Lo sedujo. Luego, el oriundo de Setúbal lo llamó por teléfono cuanto fue necesario. “Dybala y Mourinho juntos podrían encaminar a Roma hacia el scudetto”, aventura Sorce. Casi unánimemente coinciden en que Roma se presenta como el club óptimo para que La Joya se convierta en leyenda, ya que de haber ido a Inter habría corrido el riesgo de tener pocos minutos, y de haber firmado por Napoli habría tenido que lidiar con las comparaciones con Diego Maradona.

Paulo Dybala y José Mourinho, frente a frente en un Juventus vs. Manchester United por la Champions League de 2018.
Paulo Dybala y José Mourinho, frente a frente en un Juventus vs. Manchester United por la Champions League de 2018. - Créditos: @Nicolò Campo

Afirman que Dybala necesita ser mimado, ser considerado estrella. Y que Mourinho es ideal porque es un gran motivador, contrariamente a Massimiliano Allegri, el entrenador de Juventus, que, según cuentan, no era aficionado al ahora ex 10 bianconero. El argentino y el portugés se encuentran en un momento clave: Dybala precisa reinventarse, y Mourinho, seguir siendo un entrenador top.

En definitiva, se necesitan mutuamente y en Italia les auguran muchos éxitos juntos, como los hubo en la mayoría de los casos en que hubo argentinos dirigidos por Mou.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.