Patronato y su año loco: descendió, eliminó a River y Boca, es campeón de la Copa Argentina y se clasificó para la Libertadores

Una imagen inolvidable: ¡Patronato campeón de la Copa Argentina!
Una imagen inolvidable: ¡Patronato campeón de la Copa Argentina! - Créditos: @LA NACION/Marcelo Aguilar

La Copa Argentina le devolvió a Patronato la alegría que le quitó la Liga Profesional. Sí, Patronato pasó del descenso a ser campeón sin escalas . Le ganó en la final a Talleres por 1-0, en Mendoza, con ese gol mitad garra y voluntad, y mitad carambola de Tiago Banega, esa pelota trabada que se metió con alma y vida en el arco cordobés. “No merecíamos descender. Jugamos de igual a igual, pero el fútbol da revancha. En la Liga no pudimos con el objetivo, pero en la Copa Argentina sí”, fue una síntesis de lo expresado por Facundo Sava y la mayoría de los jugadores. Patronato campeón, el desahogo y el llanto de todos en la provincia, el primer campeón de Entre Ríos del fútbol argentino.

La definición por penales frente a Boca había sido un anticipo de la fiesta, un grito liberador. Ese 3-2 en la serie, tras un 1-1 en la segunda semifinal por la Copa Argentina, ya había provocado lágrimas que resultaron descargas, tras la reciente frustración que derivó en la pérdida de la categoría. Las remeras con imágenes de los familiares fueron una muestra de la fortaleza y la unión del grupo al que dirige Facundo Sava: esposa, novias, hijos, madres, padres son quienes acompañan y contienen en los momentos de tristeza y desolación, y los que en la noche sanjuanina habían celebrado junto a los héroes, separados apenas por un alambrado.

El festejo de Thiago Banega ante Talleres
El festejo de Thiago Banega ante Talleres - Créditos: @FOTOBAIRES/Juan Jose Garcia

“Quiero felicitar a todo el equipo, la figura es el equipo, que hizo un esfuerzo muy grande. La jugamos como la teníamos que jugar. Siempre creímos en nosotros, en lo que entrenábamos en la semana. Teníamos que sacar muchos puntos par salvarnos del descenso, y eso no se pudo en la Liga Profesional. Pero nunca bajamos los brazos. Ahora esto es histórico. Era la peor llave que nos había tocado pero la pasamos porque este es un grupo con carácter. El cuerpo técnico de Sava nos convenció, nos hizo jugar con una idea y por eso se logró el objetivo”, dijo Carlos Quintana con lágrimas.

Patronato gritó fuerte campeón y se convertirá en el segundo club argentino, detrás de Tigre, en disputar una copa internacional estando en la primera Nacional. “Los promedios nos jugaron una mala pasada porque la campaña actual es buena, pero esto es el reflejo de lo que el grupo luchó”, sostuvo Banega tras la coronación. Hay más: posiblemente en enero próximo, jugará contra Boca la Supercopa Argentina. Falta confirmar el escenario... ¿viajará Patronato a Abu Dhabi para esa finalísima?

Además, la coronación le reportó a Patronato no solo un acumulado de $36.773.359 en ganancias, sino que al clasificarse para la próxima Copa Libertadores, se aseguró unos 3 millones de dólares (cerca de $470 millones de pesos) que entrega el máximo certamen sudamericano por equipos por participar en su fase de grupos.

Lo mejor de la gran final

Los episodios de una aventura única, fantástica, se acumulan para Patronato, que dejó en el camino a River y a Boca, los dos gigantes, en series que tuvieron a Facundo Altamirano como figura. De Rojas, la provincia de Buenos Aires, el arquero de 21 años tiene una lista de especialistas en ejecutar penales que cayeron rendidos ante sus reflejos: Luis Pulga Rodríguez, Matías Suárez, Óscar Romero, Sebastián Villa, Alan Varela son algunos de los que no pudieron con su intuición.

“Cómo nos despidieron en el último partido fue una locura. El equipo se ganó el cariño y por eso el público se identificó con nosotros. Hubo resultados injustos en el torneo [la Liga Profesional], nos levantamos y seguimos peleando. El momento adverso [la noche en una comisaría tras irregularidades en el cruce con Barracas Central en Floresta] fue un puntapié anímico más allá de que veníamos jugando bien”, señaló Altamirano tras eliminar a Boca. El arquero que llegó sin cargo y con opción de compra y escaló hasta ser titular. La partida de Matías Ibáñez a Colón y una lesión que marginó a Matías Mansilla le abrieron la ventana y el rojense no la desperdició.

El artífice del campeón: Facundo Sava
El artífice del campeón: Facundo Sava - Créditos: @LA NACION/Marcelo Aguilar

En la Liga Profesional el club entrerriano diseñó una muy buena campaña: finalizó décimo, con 40 puntos, proporcionalmente la mejor cosecha de su historia. “No merecíamos descender, jugamos de igual a igual, sumamos muchísimos puntos. El grupo hizo las cosas bien, pero no nos alcanzó para zafar. Hoy tuvimos una revancha: estamos en la final y contentos”, relató Estigarribia tras su gol a Boca, el Estigarribia que se inició en Defensores de Pronunciamiento, continuó en Villa Dálmine, se marchó a Motagua (Honduras) y fue repatriado por Belgrano (Córdoba). San Martín (Tucumán) y La Serena (Chile) fueron sus últimos destinos antes de que recalara en Patronato. “Por el estilo de juego que tenemos solemos correr al espacio”, explicó la acción del gol al Xeneize, en la que Sebastián Medina ejecutó un pase largo y preciso entre Facundo Roncaglia y Gabriel Aranda para que el delantero quedara de frente a Javier García y convirtiera a la carrera.

De 27 años y con contrato hasta diciembre de 2023, Estigarribia marcó tantos en octavos, cuartos y semifinales, contra Gimnasia y Esgrima La Plata, River y Boca. “Vamos a tratar de disfrutar: llegar a una final no es nada fácil en el fútbol argentino”, había dicho a la transmisión de TyC Sports quien celebró tras la clasificación con una persona que lloraba sin consuelo en la popular. Era su padre. “Mi papá me acompañó cuatro años”, agradeció, quebrándose. “Esto una alegría terrible para nosotros. Es un sueño para mí. Él está disfrutándolo más que yo”, se había conmovido el delantero.

Festejos, emoción y abrazos: Patronato vivió una noche histórica en Mendoza
Festejos, emoción y abrazos: Patronato vivió una noche histórica en Mendoza - Créditos: @LA NACION/Marcelo Aguilar

“Tuvimos muchas alegrías porque este grupo me hacía levantarme cada mañana para ir a entrenar, es un placer trabajar donde trabajamos, es un grupo con una calidad humana impresionante. Lo más importante es que pudimos expresar en cada momento lo que sentíamos, darle a cada momento expresar lo que sentíamos. Largábamos eso que teníamos adentro y seguíamos; dábamos todo. Patronato no merecía irse a la B... Le ganamos a casi todos los grandes... Fue un equipo valiente, arriesgado, nadie se escondía. Ahora quiero pensar en cosas lindas y disfrutar este momento”, dijo Facundo Sava en declaraciones a TyC Sports esta noche de gloria de domingo. Y luego, el DT se quebró en llanto al recordar a un viejo maestro, Carlos Timoteo Griguol: “Mucho de lo que soy se lo debo a Griguol. El viejo es como un segundo padre para mí porque me ha enseñado mucho de lo que es el jugador de fútbol, pero también la persona y los valores. Lo llevo muy adentro”, expresó.

Como el Lobo platense en la Copa Argentina 2018, Patronato eliminó a Boca y a River. Treinta y un jugadores viajaron a San Juan y se fotografiaron juntos antes de la semifinal por una decisión del entrenador Sava, que anticipó a los dirigentes que dejará el club –la directiva desea revertir esa posición–. No fue el último acto. Eso se vio en Mendoza, ante Talleres. Esa foto y la del festejo posterior quedarán en la memoria del plantel y de los simpatizantes. Pero fue el anteúltimo paso, luego vino el festejo ante Talleres. Y, ahí sí, Patronato fue campeón.