El paso clave de Alumni ante CUBA en el torneo de la URBA: “No nos quedaban muchas vidas”

·4  min de lectura
La doble marca de Alumni, Corneille y Díaz Luzzi, para frenar a Pássaro
La doble marca de Alumni, Corneille y Díaz Luzzi, para frenar a Pássaro - Créditos: @Rodrigo Nespolo

En solo segundos se pasó del silencio a la euforia. En sólo segundos la decepción se transformó en ilusiones. En sólo segundos las preocupaciones cambiaron de colores. Con todos los matices de disputa, buen juego y suspenso que debe tener un partido entre dos equipos con aspiraciones protagónicas, Alumni superó merecidamente a CUBA por 23 a 21 en Villa de Mayo y logró descontarle valiosos puntos en la lucha por acceder a las semifinales del Top 13 de la URBA.

Es verdad que el torneo recién está promediando la segunda mitad y que quedan ocho fechas en las que puede pasar cualquier cosa. Pero hay resultados que a esta altura de la competencia sirven para marcar una tendencia de las necesidades próximas. No hay dudas de que para Alumni el éxito de ayer es vital para sus ilusiones de clasificación. “No nos quedaban muchas más vidas”, comentó Franco Battezzati, la gran figura de Alumni. Todo lo opuesto al panorama incierto que le quedó a CUBA, que no pudo despegarse de quien es su perseguidor. “Si ganábamos le sacábamos ocho puntos, ahora quedamos a uno. Todavía falta mucho y hay que seguir trabajando”, comentó el medio scrum cubano Rafael Iriarte.

En el segundo tiempo, Alumni mostró su experiencia en la base del scrum y logró pasar al frente
En el segundo tiempo, Alumni mostró su experiencia en la base del scrum y logró pasar al frente - Créditos: @Rodrigo Nespolo

Es muy probable que la mayoría de los adeptos a CUBA se hayan retirado de Villa de Mayo rumiando su desconsuelo. Y en gran parte tuvieron toda la razón del mundo. Especialmente porque durante largos minutos estuvieron al frente en el marcador en base a la constante presión impuesta en la marca en el lapso que fue desde el inicio del segundo tiempo hasta los 30 minutos. “Si nosotros nos le dábamos tantos penales a Alumni era difícil que nos ganaran. Nuestra indisciplina permitió que ellos avanzaran en el terreno y en el tanteador “, argumentó Iriarte.

El conjunto de Tortuguitas ganó con un rugby clásico: con mucha presión y marca, con un excelente trabajo de los forwards (especialmente de la tercera línea), buen juego de manos y porque Batteazzi tuvo una tarde notable (fue autor de dos tries). Cuando alguno de los tres cuartos de Alumni logró quebrar la línea de ventaja, las posibilidades de marcar fueron muy altas porque los cubanos cometieron muchas infracciones que Santiago González Iglesias no perdonó a la hora de ejecutar a los palos. “Nos costó imponernos en el resultado, pero no en el juego. Hicimos el daño que teníamos que hacer”, analizó Rete, que en total sumó 13 puntos, producto de tres penales y dos conversiones.

Alumni comenzó mejor plantado. Ganando el line, disputando como siempre el scrum y consiguiendo suficientes posesiones en las formaciones espontáneas. Durante los primeros 15 minutos, hubo un notorio dominio en el juego y en el campo. Sin la pelota, el conjunto universitario debió apelar a tacklear lo que apareció en la zona de peligro. Y así lograron abrir el marcador, después de que Segundo Pisani interceptara una pelota en su propio campo y, tras una corrida de más de 50 metros, se la cediera a Tomás Pássaro.

El abrazo de una victoria fundamental de Alumni
El abrazo de una victoria fundamental de Alumni - Créditos: @Rodrigo Nespolo

Sin embargo, la temprana amonestación de Sebastián Médica trastocó los planes de CUBA y permitió que el visitante comenzara hacer lucir su buen juego de manos. En ese lapso, se adueñó de la zona de 25 metros de los locales y le sacaron máximo redito con un try de Battezzati y la certera pegada de Rete González Iglesias. Ya con 15, CUBA emparejó las acciones y con dos penales de Benjamín Gutiérrez Meabe se fue al descanso igualando 13 a 13.

En el segundo tiempo, Alumni mostró su experiencia en la base del scrum y logró pasar al frente con otro try de Battezzati. Así y todo, CUBA se adelantó territorialmente y lo dio vuelta con dos penales de Gutiérrez Meabe. Sin embargo, ese ímpetu por ganar el partido lo traicionó. A los 35, González iglesias, con un penal lejano, puso al frente a Alumni 23 a 21 y comenzó a sentenciar una historia que adquirió suspenso sobre el final, con una ejecución de Gutiérrez Meabe que no prosperó.

Si había un partido en el calendario de Alumni que estaba marcado como trascendental, era éste ante CUBA. Por la calidad del rival, por la ubicación en la tabla de posiciones y por el momento del campeonato en que se dio. No se sabe qué tanto podrá capitalizarlo en el futuro, pero lo que sí queda claro es que es un envión anímico fundamental de cara al clásico que afrontará ante Belgrano el próximo sábado, en Virrey del Pino.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.