Pasión a más de 10.000 kilómetros: cómo es ser hincha de un club europeo en la Argentina (y ejercer de tal cosa)

·8  min de lectura
Ignacio Surbete, simpatizante de Arsenal; Matías Grosso, de Borussia Dortmund, y Federico Di Rocco, de Bolton Wanderers: argentinos orgullosos de sus clubes extranjeros... ante el Teatro Colón.
Mauro Alfieri

¿Cómo comienza alguien a simpatizar por un club de fútbol? En la mayoría de los casos ni siquiera se lo plantea como una elección. Se hereda de la familia o se apoya al equipo del pueblo o la ciudad. Se genera un sentido de pertenencia por la cercanía o por el conocimiento de su historia y su cultura. Luego, se asiste al estadio y se conoce de primera mano todo lo escuchado y aprendido.

Siendo el fútbol una experiencia tan arraigada en la comunidad, ¿es posible pensar en fanatismo por un club situado a más de 10.000 kilómetros? Las ventajas que ofrecen las redes sociales y la posibilidad de seguir y ver partidos en casi cualquier parte del mundo han llevado esta forma de vivir el deporte a rincones impensados del planeta. Y la Argentina no es una excepción.

Hinchas argentinos de Arsenal, de Inglaterra, junto al periodista Gustavo Cima, se reúnen para ver la final de la FA Cup de 2015 en el restaurante Locos por el Fútbol.
Ignacio Surbete


Hinchas argentinos de Arsenal, de Inglaterra, junto al periodista Gustavo Cima, se reúnen para ver la final de la FA Cup de 2015 en el restaurante Locos por el Fútbol. (Ignacio Surbete/)

La llegada de la televisión por cable al país, y con ella, las retransmisiones de las principales ligas europeas, marcaron un punto de inflexión para el aumento del interés en el fútbol exterior con el cambio de siglo. Fue así como Ignacio Surbete, integrante de la peña oficial del Arsenal inglés en la Argentina, inició su pasión: “Mi hermano más chico mira fútbol de todos lados, cualquier liga. Yo no miraba mucho fútbol; me enganché con esto. Estaba el equipo de los ‘Invencibles’ [ganaron la Premier League en 2004 sin derrotas], él me contaba de este equipo que no perdía y me enganché. Y no lo largué”, cuenta este gunner remoto.

Matías Grosso encontró por la misma vía a Borussia Dortmund, de Alemania, club del cual hoy preside la peña oficial en el país: “Me hice hincha cuando era más joven, alrededor de 2000 o 2001, porque me había copado viendo los goles en la tele. Me gustaba mucho, en particular Tomas Rosicky” recuerda.

Federico Di Rocco y otros simpatizantes argentinos de Bolton Wanderers se reúnen para mirar un partido de los Trotters.
Federico di Rocco


Federico Di Rocco y otros simpatizantes argentinos de Bolton Wanderers se reúnen para mirar un partido de los Trotters. (Federico di Rocco/)

La pasión del hincha argentino por el fútbol extranjero no está limitada a los equipos más grandes del Viejo Continente. Por ejemplo, Federico Di Rocco encontró fanáticos de Bolton Wanderers, un cuadro que supo atraer en la Premier League a estrellas internacionales, como Fernando Hierro, Youri Djorkaeff, Hidetoshi Nakata y Jay-Jay Okocha, pero que hoy milita en la tercera categoría del fútbol inglés. “Cuando descendió ya era cuestión de seguirlo por Internet. Se hizo difícil”, rememora Di Rocco. “Pero en ese momento conocí a dos hinchas más en la Argentina; un chico de La Plata y otro de Salta. Ellos también tenían su historia de cómo conocieron a Bolton. Empezamos a compartir y se hacía mucho más lindo”, agrega.

Los foros de mensajería supusieron un sostén fundamental para que estas comunidades florecieran y se expandieran hacia un apoyo sostenido y visible a sus clubes. “Primero empezamos en el foro de Taringa. Había un grupo de hinchas de Arsenal en Latinoamérica. Ahí conocí a muchos de mis amigos y, por 2012, empezamos a organizar una juntada de gente de la Argentina”, apunta Surbete. “Generalmente nos juntamos a ver los partidos más importantes. Y, de vez en cuando, metemos juntadas en el Planetario con gente de todo el país”, añade Grosso, cuya cuenta de Twitter acumula más de 18.000 seguidores.

Uno de los acontecimientos de los fanáticos argentinos de Borussia Dortmund, alrededor del Planetario.
Matías Grosso


Uno de los acontecimientos de los fanáticos argentinos de Borussia Dortmund, alrededor del Planetario. (Matías Grosso/)

Las redes sociales no son un único modo por el cual se generan en el país simpatías por clubes del exterior. De la misma manera en que la llegada de inmigrantes hace más de un siglo propició la creación de espacios de fomento a partir del fútbol, hoy la comunidad vasca argentina encuentra un amplio respaldo a Athletic Bilbao, uno de los equipos de más historia en el fútbol español. “Simpatizantes tenemos muchísimos, cerca de 200. Es un grupo que va creciendo; todos los días se agrega gente”, afirma, orgulloso, Pedro Greaves, presidente de la peña del club en la Argentina. “Mayoritariamente somos hijos de descendientes vascos o gente que tiene familiares allá”, detalla.

El sentido de pertenencia a estos entidades no impidió que las peñas entablaran relaciones amigables con las de otros equipos, con las que incluso organizaron encuentros para mirar partidos. Grosso indica que en la de Borussia Dortmund existe un muy buen trato con la peña de su archirrival, Bayern, de Múnich, mientras que Greaves armó eventos para ver clásicos contra Real Sociedad y hasta finales de copas con simpatizantes de Barcelona. Los clubes ingleses, por su parte, llevaron la camaradería a otro nivel: el año pasado, Bolton encabezó la organización de un torneo de fútbol 6 entre hinchas de diez conjuntos de ese país en la Argentina.

“Fue una idea que surgió de Liverpool y de nosotros. Nos gustaba la idea de llevar a cabo un torneo entre filiales inglesas”, explica Di Rocco sobre FA Cup Argentina, que contó con simpatizantes tanto de clubes grandes de la Premier League, como Arsenal, Chelsea y Tottenham, como de cuadros del ascenso, como Sheffield United y Sheffield Wednesday. “Cuando tiramos la idea conocíamos tres o cuatro filiales de otros clubes; no sabíamos que iba a haber tantos equipos”. Tottenham se quedó con el trofeo, venciendo a Manchester United por penales en la final.

Con el éxito de la primera realización, Di Rocco ya tiene planes de expandir la propuesta en los próximos años: “A mediano plazo, la idea es juntar la mayor cantidad de equipos de Inglaterra que se pueda. Y, si se puede, encontrar un contacto más directo con hinchas de Inglaterra, jugar contra hinchas de allá o contra peñas de otros equipos de Europa”, se entusiasma. Es una idea que también estuvo en la mente de Grosso, cuyo equipo suele jugar partidos contra la de Bayern y otras filiales.

Hinchas de Borussia Dortmund y su archirrival Bayern, después del primer amistoso que sostuvieron y que terminó 23-3 en favor de los de negro y amarillo.
Matías Grosso


Hinchas de Borussia Dortmund y su archirrival Bayern, después del primer amistoso que sostuvieron y que terminó 23-3 en favor de los de negro y amarillo. (Matías Grosso/)

El contacto con los clubes desde Europa

Uno de los pilares de la expansión de las filiales europeas en la Argentina es el apoyo de los clubes a los que están asociadas, que en muchas ocasiones han fomentado y visibilizado el respaldo que reciben desde diversas partes del mundo. “Borussia Dortmund está bastante atento a los fan clubs. Hablo mucho por mail con ellos. Estoy comunicándome para que nos manden videos de los jugadores por el aniversario de la filial, que en febrero cumple ocho años“, manifiesta Grosso.

También Surbete reconoce la ayuda, que en su caso percibió de Arsenal al momento de enviar a Martín, otro integrante de la peña oficial, a visitar el Emirates Stadium en Londres: “Les pasó la fecha en la que iba a viajar y le consiguieron la entrada al estadio. Generalmente es casi imposible conseguir una entrada para un partido de Premier League; se agotan meses antes de los partidos. Así que fue un muy buen gesto del club”.

Una foto que podría ser de Londres, Borussia o Bolton, pero Surbete, Grosso y Di Rocco lucen sus camisetas a pocos metros del porteñísimo Obelisco.
Mauro Alfieri


Una foto que podría ser de Londres, Borussia o Bolton, pero Surbete, Grosso y Di Rocco lucen sus camisetas a pocos metros del porteñísimo Obelisco. (Mauro Alfieri/)

Al respecto, la peña de Athletic puede ser considerada como la que más fue escuchada por su club. La comisión directiva de la filial está compuesta por 12 socios de la entidad vizcaína, que participaron en algunas de las decisiones que conciernen directamente al conjunto de Bilbao. Y una de ellas puede darse en las próximas semanas. Todos los años se entrega el premio One Club Man (Hombre de un Solo Club) a futbolistas que trascendieron jugando en un solo equipo durante toda su carrera. Lo recibieron figuras como Paolo Maldini, Carles Puyol y Ryan Giggs, y Greaves contribuyó para que desde la Argentina esté nominado Ricardo Bochini, leyenda de Independiente. “Presentamos en noviembre la postulación del Bocha y esperamos que se lo den. Sería la primera vez que lo darían a alguien de fuera de Europa”, se esperanza el gestor.

Esta reafirmación de los valores del club, así como la conexión de éste con sus hinchas, es fundamental para Greaves, que reconoce que no fue difícil para él encontrar adeptos a la causa en el país: “Lo vasco despierta muchas simpatías en la Argentina, por eso digo que cazamos en el zoológico difundiendo la cultura de Athletic. Encontramos muchísima simpatía por los valores y la política del club en un contexto tan globalizado”.

Reunión de la peña de Athletic Bilbao en la Argentina por una final de la Copa del Rey; la gran colectividad vasca en el país aporta hinchas a la causa local del equipo vizcaíno,
Pedro Greaves


Reunión de la peña de Athletic Bilbao en la Argentina por una final de la Copa del Rey; la gran colectividad vasca en el país aporta hinchas a la causa local del equipo vizcaíno, (Pedro Greaves/)

En la misma sintonía, Di Rocco rescata que la importancia de conformar estas comunidades yace en las experiencias compartidas de vivir el fútbol, independientemente de la cercanía física: “La idea es divertirnos entre nosotros, y también compartir momentos que van más allá de ver partidos”, expone. Greaves está de acuerdo: “El fútbol une a la gente. Está para unirnos, no para separarnos. A nosotros, que tenemos los principios de los vascos, eso nos parece central”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.