Partido en Ucrania es detenido por posible bombardeo

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 25 (EL UNIVERSAL).- El futbol profesional regresó a Ucrania y lo hizo con estrictos protocolos de seguridad ante la guerra que el país enfrenta contra Rusia. Una muestra de ello se vivió este miércoles en el duelo entre Rukh Lviv y el Metalist Járkov, enfrentamiento que tuvo que ser detenido en tres diferentes ocasiones por el sonar de las alarmas antiaéreas.

En cada una de las pausas jugadores, árbitros, entrenadores y reporteros tuvieron que dejar la cancha e ingresar a los refugios que cada inmueble tiene a más de 500 metros bajo suelo.

Gracias a las diferentes interrupciones el partido terminó en un tiempo récord de cuatro horas y media. Además de las alarmas y refugios la Federación Ucraniana notificó que ningún partido tendrá afición y que los horarios no se darán a conocer públicamente para evitar que el gobierno ruso pueda planear un ataque.