Parsons: "Hay una propuesta para abrir los Juegos de París fuera del estadio"

·7  min de lectura

Redacción deportes, 27 ago (EFE).- El brasileño Andrew Parsons, presidente del Comité Paralímpico Internacional, destacó en una entrevista con EFE que, a dos años justos para los Juegos de París, los preparativos van "por el buen camino" y se está estudiando una propuesta para que la ceremonia de inauguración pueda ser fuera del estadio en la zona de La Concordia.

Parsons (Río de Janeiro, 1977) llegó a la presidencia del IPC en septiembre de 2017 para suceder al británico Philip Craven, que ostentaba la dirección de la entidad desde 2001. En diciembre de 2021 fue reelegido de manera unánime para un nuevo mandato.

Desde su llegada su objetivo ha sido "expandir el movimiento paralímpico por todos los continentes acercándose a los diferentes Comités y federaciones nacionales, realizar programas de cooperación en lugares donde los recursos económicos son menores, la firma de un acuerdo histórico con el Comité Olímpico Internacional para trazar una hoja de ruta estratégica común como mínimo hasta 2032 y la modernización de la entidad".

P: Dos años para París 2024. ¿En qué momento se encuentra la organización de los Juegos?

R: Estamos en una fase de operación después de salir de la fase de planificación. Es un cambio fundamental en el ciclo de vida de un comité organizador cuando se cambia de fase. La interacción con países está cada vez más cercana y estamos en un momento importante. La inflación es algo que está creciendo en todo el mundo y sabemos que hay que trabajar para reducir los costes en muchas áreas. Lo aprendimos de Río de Janeiro y de Tokio por la pandemia. Podemos ayudar mucho a encontrar dónde hacer recortes sin afectar la experiencia de los atletas. Ahora se están haciendo muchas propuestas.

P: ¿Se puede desvelar alguna de esas propuestas?

R: No podemos, aunque se mantiene la ambición de los organizadores de vender 3,4 millones de entradas. Es algo increíble porque serían 600.000 más que Londres. Desarrollar planes de promoción es algo muy importante porque además con el atractivo turístico de París se puede conseguir. Los Juegos vuelven a Europa y creemos que mucha gente querrá venir. Esta atmósfera y ambición de París es algo que queremos desde el IPC. Queremos posicionar los Juegos como el evento más transformador del mundo y estamos en el mejor escenario posible.

P: El lema de los Juegos es 'Abramos los Juegos de par en par'. ¿Comparten esa filosofía?

R: Sí. Ese lema es un acierto. Todos queremos estar incluidos. Queremos organizar los Juegos para incluir a los deportistas con discapacidad pero también a todas las personas con discapacidad que podrán ver los Juegos desde cualquier lugar del mundo. Son abiertos a todo el mundo como atletas y como espectadores.

P: ¿La ceremonia de apertura o clausura será fuera del estadio?

R: París ha comunicado su propuesta al IPC. Ellos proponen que la ceremonia sea en La Concordia pero es un modelo muy diferente de todas las ceremonias anteriores. Solicitamos más información porque podríamos tener menos espectadores y hay que estudiar los términos de accesibilidad para la gente, para los atletas y todo el momento del desfile. Tenemos una logística diferente a los olímpicos. Tenemos que tener más información antes de aprobar una propuesta.

Hay una intención del Comité de organizar una ceremonia fuera. Es algo que nos parece positivo pero hay que ver los detalles porque para nosotros es un momento icónico. Las ceremonias de apertura tuvieron las últimas veces antes de Tokio entre setenta y ochenta mil personas. También está por ver cómo se podría retransmitir por la televisión porque la mayoría de gente lo ve desde sus casas.

P: ¿Se han marcado algún plazo?

R: No hay ningún plazo. Es importante hacerlo bien. Lo más importante es el concepto y que todo quede bien definido.

P: En París 2024 habrá casi 1.900 mujeres compitiendo, un dato a destacar.

R: Estamos por el buen camino. Queremos que en el futuro sean mitad y mitad. En París no llegaremos. Puede que en Brisbane 2032 pero se está incrementando de manera exponencial desde Pekín 2008 y eso es la mejor noticia.

P: El baloncesto en silla pasa de 12 a 8 equipos. ¿Han notado las quejas de las federaciones afectadas?. ¿Hay posibilidad de revertirlo?

R: Es definitivo. Queremos un concepto para que todos los deportes de equipo sean ocho máximo. Hay muchas cosas que considerar ahí. Pensamos en el futuro y ya hay 33 deportes en el programa de Los Ángeles 2028. No es posible añadir deportes sin sacar atletas porque el número de deportistas es fijo según el acuerdo al que llegamos con el Comité Olímpico Internacional.

Hay que encontrar las maneras de equilibrar eso. A veces un deporte se ve afectado como en este caso el baloncesto y el goalball pero también con más equipos se puede ver afectada la competitividad. Hubo partidos en Tokio con equipos que perdieron de setenta u ochenta puntos. El nivel de competitividad tiene que estar. La universalidad es importante pero también ayudar a las federaciones a desarrollar sus deportes en todas las partes del mundo. Si no hay equipo africano no pasa nada, habrá que trabajar en ese deporte específico para que compita en el futuro, no a que vaya a los Juegos a perder de setenta puntos.

Hay que desarrollar los deportes globales. No puede ser una fiesta de los países desarrollados. Sabemos que hay países en Centroamérica que nunca jugarán al baloncesto en los Juegos. Las plazas se dan por continente y estando Estados Unidos y Canadá es difícil. Lo importante es que el baloncesto en silla sigue creciendo en otros países. Eso de que los países que no llevan su deporte a los Juegos no invierten dinero en ellos no es una verdad absoluta.

P: En España se habla de la integración de las diferentes federaciones de personas con discapacidad en una sola. ¿Cree que es el camino?

R: Internacionalmente hay federaciones que van a unirse unas con otras. Creo que así se va por el buen camino en algunos casos y debe ser alineado a nivel internacional. El modelo de la mayoría de países que están creciendo en número de medallas y rendimiento es porque se están especializando en disciplinas deportivas. Creo que es una evolución. Las federaciones de discapacidad tienen un rol importante de desarrollo, de primera experiencia de muchos atletas, pero cuando hablamos de federación nacional e internacional tiene que ser por disciplina deportiva y no por discapacidad.

P: ¿Veremos a deportistas con síndrome de Down en futuros Juegos?

R: Para París no hay ninguna posibilidad de que tengan una clase específica. Los atletas con síndrome de Down pueden participar en natación, atletismo y tenis mesa aunque es difícil por el nivel de competitividad.

La inclusión de los deportistas con síndrome de Down necesita un poco más de trabajo por parte de la federación internacional y también definir en qué deportes podría esta clase estar. Hay un trabajo del IPC y también de las federaciones internacionales. Son muchas decisiones estratégicas las que hay que tomar pero también de las federaciones internacionales de cada deporte.

Sé que hay países en los que este tema es muy relevante como por ejemplo España o Francia, que además organiza los Juegos. Es algo que tiene que ser muy buen estructurado. Yo no tengo nada en contra, pero dentro del síndrome de Down hay muchos niveles y eso es importante definirlo porque por ejemplo si un atleta baja de una clase S5 a una S4 se nota mucho. Es uno de los temas que la federación internacional debe estructurar mejor. Hay mucho trabajo por hacer por parte de la federación internacional pero nosotros lo apoyamos. Hay una moción aprobada en 2017 para que haya más atletas con discapacidad intelectual pero en relación al síndrome de Down se necesita un poco más de trabajo. EFE

David Ramiro

(c) Agencia EFE