Panterita del Ring, un papá feroz

·2  min de lectura

Gabriel Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, junio 19 (EL UNIVERSAL).- Las huellas que dejó Panterita del Ring sobre el enlonado nunca lo alejaron de casa, así su heredero pudo descubrirlas y seguirlo hasta encontrarse sobre los cuadriláteros profesionales.

A pesar de lo celoso que suele ser el pancracio con quien lo elige como aliado de vida, el enmascarado ha sido un padre de tiempo completo, arriba y abajo del ring, con máscara y sin ella, poblando de magia la relación que construyó con su vástago.

"Siempre hemos tenido mucha comunicación, el trabajo ha sido educarlo y darle consejos y eso no se acaba", comparte el luchador.

Sentado al lado de su chavo en las butacas de la Arena México, el experimentado esteta quien sacrificó su anterior personaje para acompañar a su hijo en su aventura, no se arrepiente, todo lo contrario.

"Si volviera a nacer sería luchador, pero también me gustaría ser el mejor padre de todos, si pudiera escoger prefiero eso, porque como luchador se acaba la carrera y padre vas a serlo toda la vida", acepta con la voz entrecortada el hombre que tras la incógnita oculta a un tipo enérgico, serio y respetuoso.

"Me gusta ser responsable y mis hijos crecieron con eso, siempre exigente. Como es una educación que recibieron desde pequeños se acostumbraron. Así soy, siempre he dicho que lo que puedo dejarles es una buena educación y muchos consejos", valora el gladiador.

Un papá orgulloso del camino recorrido, que en su etapa de madurez le pide poco al destino. "Me enorgullece tener a mis hijas en el lugar que decidieron estar, ya casadas y con sus familias. Como padre, lo mejor que me está pasando ahora es con mi hijo, me hace sentir orgulloso seguir siendo su guía por el buen camino, tanto en la lucha como en la vida personal, juntos".

El mejor padre. Ha hecho un buen trabajo. "A pesar de que ha sido enérgico, ha sido el mejor padre, siempre ha estado conmigo en todos los momentos, sobre todo en los más duros cuando estaba en la lucha olímpica", recuerda el junior.

"Ahora estamos viviendo la lucha libre como padre e hijo y recibo el mismo apoyo. Es una persona de mano dura con nosotros, pero siempre queriendo que sus hijos no desvíen el camino", lo ha logrado.

El cariño no se negocia y el chicoquiere honrarlo donde ambos se apasionan, "llevar este nombre a los sitios más importantes".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.