Pandemia: el nuevo rumbo de las inversiones tecnológicas y cómo AFA pudo aprovecharlo

·3  min de lectura
Los NFT de la AFA
Los NFT de la AFA

Un reporte global sobre inversiones de dinero en compañías tecnológicas vinculadas con el deporte permite sacar ciertas conclusiones sobre el impacto de la pandemia en dos tendencias marcadas: cómo se instaló el llamado modelo híbrido basado en dispositivos conectados para entrenamiento y la explosión de los tokens no fungibles, que se resumen en la sigla NFT, y que reinventaron el coleccionismo de los momentos memorables y las leyendas del deporte.

El informe anual de Sportstechx, una compañía que releva el flujo de inversiones de capitales de riesgo en tecnológicas relacionadas con el deporte, indica que para finales de septiembre, las inversiones alcanzaron los 8.300 millones de dólares y que para finales de 2021 la proyección llegaría a los 12.700 millones de dólares. Sobre estos montos, el financiamiento para el sector de compañías dedicadas al fitness fue de 3.400 millones de dólares, mientras que los fondos que buscaron a las empresas dedicadas a producir NFT sumaron 2.100 millones de dólares. Lo sorprendente de este último caso es que se trata de una tendencia que en 2020 , en plena pandemia, no figuraba entre las más importantes.

Seguir el curso del dinero orientado hacia la tecnología del deporte es útil para conocer comportamientos y nuevas formas de entretenimiento. La pandemia hizo explotar el financiamiento hacia soluciones dedicadas al bienestar, el entrenamiento en casa y la consolidación de un modelo hibrido, donde “ir al gimnasio” puede ser un complemento de lo que las personas hacen en la intimidad de su hogar.

El Covid-19 fue un acelerador de ciertas transformaciones digitales que a su vez representaron una reconfiguración de la búsqueda del bienestar y la forma física: un total de 105 compañías dedicadas al fitness recibieron inversiones y el 40 por ciento de todos fondos que recibieron en los últimos cuatro años se registró en 2021. Entre esas aparece una empresa como Oura, el anillo que utiliza Manu Ginóbili para medir la calidad de su sueño y su descanso.

El caso de los NFT es notable: si en el sector fitness hubo un centenar de compañías que recibieron capital de riesgo, solo 15 startups concentraron los 2.100 millones de dólares. Los NFT cambiaron el modo de coleccionar los recuerdos del deporte a partir del desarrollo de la tecnología blockchain que permite generar piezas únicas digitales, imposibles de replicar y que le dan un valor extra a los archivos deportivos. En el mercado lanzado por NBA, un NFT de LeBron James ahora se cotiza en más de 200 mil dólares.

El estallido de estos productos generaron un nuevo negocio para las organizaciones deportivas. De hecho esta semana, en coincidencia con el partido contra Brasil por las eliminatorias, la AFA lanza sus NFT junto a la empresa Ethernity dedicado a las leyendas del fútbol argentino. Es un mercado que además le permite a los clubes, ligas y federaciones firmar contratos que no son exclusivos: la AFA tiene previsto sacar otras dos líneas de NFT con Dapper Labs -socia de NBA- y con Socios, el gran dominador global del mercado deportivo de fans tokens.

Otro dato de las inversiones en 2021 es que 30 compañías tecnológicas relacionadas con el deporte pasaron a ser empresas “unicornio”, con un valor que supera los mil millones de dólares. La compañía número uno de este año fue Fanatics dedicada a la venta de productos licenciados deportivos que domina el mercado del comercio electrónico en Estados Unidos y que también, como corresponde, ingresó al negocio de los NFT junto a la MLB. Fanatics tiene un valor de 18 mil millones de dólares y es socia del PSG para vender sus productos oficiales dentro de Estados Unidos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.