Palmeiras se refuerza con Bruno Tabata, procedente del Sporting portugués

·2  min de lectura

Sao Paulo, 8 ago (EFE).- Palmeiras, campeón de las dos últimas ediciones de la Copa Libertadores, anunció este lunes el fichaje del mediapunta brasileño Bruno Tabata, que desde septiembre de 2020 jugaba en el Sporting portugués.

Tabata, de 25 años, firmó un contrato con el conjunto paulista hasta el 30 de junio de 2026.

"Palmeiras es un club gigante con una historia increíble", señaló el centrocampista ofensivo en declaraciones a los medios de comunicación del club de Sao Paulo.

Las cifras del traspaso no fueron divulgadas, aunque la prensa brasileña señaló que rondó los cinco millones de euros.

Tabata reveló que "fueron largos días de negociación" con su anterior equipo, pero que "siempre" dejó claro que su voluntad era recalar en el cuadro que dirige el técnico luso Abel Ferreira.

"Fue la estructura, el hecho del club pelear siempre por título, fue el míster Abel, que tuvo una parte importante en todo esto, en fin, un conjunto de cosas", manifestó el futbolista al explicar los motivos de su fichaje por Palmeiras.

Nacido en Ipatinga, Tabata, que ha jugado en diversas ocasiones en las categorías inferiores de la selección brasileña, se formó en las bases de América y Atlético Mineiro, ambos del estado de Minas Gerais.

De ahí dio el salto directo al fútbol portugués. Entre 2016 y 2020 jugó en el Portimonense, con el que se proclamó, en su primera temporada, campeón de la Segunda División de Portugal.

Posteriormente, engrosó las filas del Sporting de Lisboa, donde conquistó el Campeonato Portugués poniendo fin a una sequía del club de casi dos décadas.

Palmeiras refuerza así la línea de creación del equipo para afrontar el último tramo de la temporada, con opciones de conquistar dos grandes títulos.

El conjunto paulista está a un paso de clasificarse para las semifinales de la Copa Libertadores, donde defiende los títulos de las ediciones de 2020 y 2021, y lidera con holgura el Campeonato Brasileño.

(c) Agencia EFE