Palmeiras y Flamengo definirán una Copa Libertadores cada vez más brasileña

·8  min de lectura
Rony, de Palmeiras, y Gabigol, de Flamengo, dos protagonistas de la gran final brasileña de la Copa Libertadores 2021
Rony, de Palmeiras, y Gabigol, de Flamengo, dos protagonistas de la gran final brasileña de la Copa Libertadores 2021

SAN PABLO - A pesar de la valentía que demostró Barcelona, de Ecuador, tanto en Río de Janeiro como en su casa, en Guayaquil, lo que se preveía terminó por decantarse y la Copa Libertadores 2021 tendrá una final entre equipos brasileños por cuarta vez en su historia. En la definición por “la gloria eterna”, que se disputará el próximo 27 de noviembre en el estadio Centenario, de Montevideo , se verán las caras los dos últimos campeones del certamen de clubes más importante del continente, Flamengo y Palmeiras.

Con el avance de cariocas y paulistas a la cita decisiva, Brasil se asegura su 21º título en el certamen, y comienza a asomarse a la terraza, donde aún están los clubes argentinos, con 25 conquistas. Sin embargo, esa ventaja que aún mantiene nuestro país en el ranking de vencedores parece tener vida corta, ya que la brecha -sobre todo, económica- entre los clubes de ambos países continúa inclinándose, cada vez más, hacia el lado brasileño. Para ponerlo en números, de las últimas 12 ediciones de Libertadores (de 2010 a 2021, incluido), los clubes de Brasil se quedaron con ocho. Solo San Lorenzo, River y Atlético Nacional, de Colombia, supieron interrumpir la hegemonía.

Luis Suárez volvió a disparar contra Koeman y Bartomeu y reveló detalles de la salida de Messi de Barcelona

La realidad que ofrece actualmente el fútbol de los pentacampeones mundiales atrae a los mejores futbolistas del resto de Sudamérica (como el caso de Nacho Fernández, por ejemplo) y ya le pelea mano a mano al segundo escalón del fútbol europeo. Además de los salarios altos, el Campeonato Brasileño se está haciendo cada vez más competitivo , con un torneo dinámico, que casi nunca se detiene y disputa partidos, en promedio, cada tres días. Ese es uno de los motivos por los cuales profesionales brasileños que aún tendrían cupo en Europa deciden retornar a su país.

Otra razón es que Tite, técnico del seleccionado nacional, suele convocar a jugadores del ámbito local a menudo; nombres como Weverton (Palmeiras), Guilherme Arana y Hulk (Atlético Mineiro), Edenílson (Internacional), Daniel Alves (ex-Sao Paulo, ahora libre), Leo Ortíz (Red Bull Bragantino) Gabriel Barbosa, Éverton Ribeiro y Bruno Henrique (Flamengo) suelen aparecer en las listas de la Canarinha.

Así llegó Flamengo a la final de la Copa Libertadores

No es casualidad y no debería sorprender a nadie, entonces, que los finalistas de la actual edición de la Copa Libertadores sean Flamengo y Palmeiras, campeones del torneo subcontinental en 2019 y 2020, respectivamente. En 2019, el Rubro-Negro carioca venció a River, en Lima, de manera agónica, y en enero de 2021, Palmeiras venció a Santos en el Maracaná, en un partido de bajo vuelo, de esos en los que, generalmente, el Verdao se queda con la mejor parte.

Renato Gaúcho, entrenador de Flamengo, un ganador que busca otro título en la Copa Libertadores: fue campeón con Gremio, en 2017
FRANKLIN JACOME


Renato Gaúcho, entrenador de Flamengo, un ganador que busca otro título en la Copa Libertadores: fue campeón con Gremio, en 2017 (FRANKLIN JACOME/)

Los dos equipos que estarán midiéndose en Montevideo alimentaron una rivalidad feroz en el último lustro, merced a su capacidad financiera y, sobre todo, a los resultados obtenidos a nivel nacional e internacional. Si bien el Atlético Mineiro de Nacho Fernández, Diego Costa, Hulk y compañía, eliminado por Palmeiras el último martes, aún puede meterse en la conversación venciendo el Brasileirao (que lidera con ventaja) y la Copa de Brasil (enfrentará a Fortaleza, de Vojvoda, en semifinales), la pulseada entre los dirigidos por el portugués Abel Ferreira y las estrellas de Renato Gaúcho parece elevar cada día su nivel.

Mundial de futsal. El crack que debió retirarse por una escalofriante lesión y hoy es el exitoso entrenador de la selección: la increíble historia de Matías Lucuix

En marzo de este año, Flamengo y Palmeiras ya decidieron la Supercopa de Brasil, al ser los últimos campeones del Brasileirao y la Copa de Brasil, respectivamente. En esa final, los cariocas, en ese momento dirigidos por Rogerio Ceni, se impusieron en los penales, tras un empate de 2 a 2 en el estadio Mané Garrincha, de Brasilia. El resultado reflejó una ventaja considerable del equipo rojinegro en enfrentamientos directos, ya que la última victoria de los paulistas fue en el Campeonato Brasileño de 2017. A partir de allí, el Mengao ganó cinco veces y empataron en los otros cuatro encuentros.

Si nos remontamos a los desempeños recientes de ambos finalistas de la Libertadores, otra vez el favorecido es el Flamengo de Renato Gaúcho, que venció siete de sus últimos 10 partidos, entre compromisos nacionales e internacionales, con apenas una derrota. Por su parte, el Porco de Ferreira llega trastabillando, ya que ganó tres de sus últimos 10 encuentros. Aunque, sin dudas, el golpe resonante en el Mineirao, ante Atlético Mineiro, será más que suficiente para tomar impulso.

Así llegó Palmeiras a la final de la Copa Libertadores

A pesar de los incuestionables logros, Flamengo y Palmeiras no escapan de las críticas. En Río de Janeiro, el Rubro-Negro suele ser cuestionado por la falta de equilibrio entre un ataque sumamente efectivo, con Bruno Henrique, Gabigol, Éverton Ribeiro y Giorgian de Arrascaeta a la cabeza, y una defensa que se repite en errores básicos.

El portugués Abel Ferreira ya ganó la Copa Libertadores con Palmeiras: fue en enero de 2021, ante Santos
ANDRE PENNER


El portugués Abel Ferreira ya ganó la Copa Libertadores con Palmeiras: fue en enero de 2021, ante Santos (ANDRE PENNER/)

La reciente incorporación de David Luiz, que salió lesionado del duelo en Guayaquil ante Barcelona, sumado al aplomo de Filipe Luís, que volvió a jugar en Ecuador tras recuperarse de un dolor en la pantorrilla izquierda, podrían resolver un inconveniente que preocupa a Renato Gaúcho; sobre todo, si se considera la maestría que Palmeiras ostenta a la hora de aprovecharse de los errores del rival.

Mario Ledesma, DT de los Pumas: “Hay que adueñarse de lo bueno y de lo malo y salir adelante”

Tal vez la principal diferencia entre el Flamengo versión 2021 y el modelo campeón de la Libertadores en 2019 esté en la presión que ejerce. Más allá de que continúa siendo un equipo demoledor cuando roba la pelota, el Rubro-Negro de Renato no presiona tanto ni tiene tanta intensidad como cuando era dirigido por el portugués Jorge Jesús. En síntesis, este Flamengo suele elegir los momentos para asfixiar al rival, y cuando decide replegarse suele pasarla mal, como ante Barcelona, donde más de una vez fue salvado por las brillantes intervenciones de su arquero, Diego Alves.

Sobre la victoria en Guayaquil y el nivel de su equipo, Renato Gaúcho fue contundente. “Claro que tenemos errores, trabajamos todos los días para mejorar, pero siempre que hay un partido complicado, como el de hoy, Flamengo demuestra su fortaleza. Nos fuimos aplaudidos por todo el estadio y ese es el mayor reconocimiento que se puede tener. Ahora tenemos una final contra un gran adversario, Palmeiras, pero nos tomaremos el tiempo de festejar porque, una vez más, Flamengo estará ahí”, dijo en conferencia de prensa el ex-Gremio, que además se convirtió en el entrenador con más triunfos en la historia de la Libertadores, con 50 victorias (superó al colombiano Gabriel Ochoa Uribe, con 49).

Del otro lado estará Abel Ferreira, el joven técnico que llegó en silencio a Palmeiras y va por su segunda conquista de Libertadores. En duelos de “mata-mata” (playoffs), el portugués no perdió este año. Más allá de esa invencibilidad, su tarea era cuestionada antes de la clasificación en el Mineirao, sobre todo por su desempeño irregular en el Campeonato Brasileño -con derrota en el clásico ante Corinthians incluida.

Cuando el empate en Belo Horizonte ante Atlético Mineiro le dio la clasificación a la final, el entrenador europeo se dirigió, como un poseído, a las cámaras, para hacer una dedicatoria eufórica. No llegó a escucharse demasiado, ya que sus ayudantes rápidamente lo alejaron. “No fue para ofender a ningún jugador ni al entrenador de Atlético. En realidad, tengo un vecino muy pesado en mi edificio y quería hablarle a él. Que se quede callado, porque en mi casa mando yo. Quien sabe lo que pasa en mi casa soy yo”, explicó el técnico, en lo que muchos decodificaron como una declaración camuflada contra quienes lo hostigan por su estilo retranqueiro (ultradefensivo).

Mundial de futsal: Portugal sufrió, pero derrotó a Kazakhstán y será el rival de la Argentina en la final

No se observan diferencias notables entre el Palmeiras que cuando recién arrancaba 2021 conquistó la Libertadores, ante Santos, y la versión actual. La prioridad por evitar goles en arco propio y aprovechar los errores del rival, sobre todo con la explosión de Rony (ahora acompañado por Dudú, que retornó al club) y la precisión de Raphael Veiga, sigue siendo una marca registrada del Verdao, que buscará su tercera Libertadores. “Nuestro destino es hacer historia, lo dije siempre y lo sostengo. Respeto las críticas, pero estoy seguro de que los buenos ataques ganan partidos y las buenas defensas ganan campeonatos”, sintetizó Ferreira en la noche de su desahogo en el Mineirao.

Finales entre compatriotas

Con la disputa entre Palmeiras y Flamengo, en Montevideo, serán cinco las finales protagonizadas por equipos del mismo país. De las cuatro anteriores, tres fueron también brasileñas. En 2005, Sao Paulo venció a Athletico Paranaense; en 2006, Internacional le ganó a Sao Paulo y, en 2020 (jugada en 2021), Palmeiras derrotó a Santos. La otra final entre compatriotas pertenece a la Argentina, con el River-Boca de 2018 y el título para los de Marcelo Gallardo en Madrid.

Incentivo millonario

No solo la gloria estará en juego entre Flamengo y Palmeiras. El vencedor de la Copa Libertadores 2021 se llevará un premio de 15 millones de dólares, entregados por Conmebol. Por su parte, el perdedor recibirá seis millones. Hasta aquí, sumando las instancias eliminatorias, cada uno de los finalistas recibió más de seis millones de la moneda estadounidense.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.