Pachuca gana, gusta y golea al Toluca en el Nemesio Diez

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 28 (EL UNIVERSAL).- El Pachuca derrotó al Toluca con un abultado 1-4 en el inicio de la jornada dominical de la Liga MX en el Estadio Nemesio Diez. Con doblete de Ilian Vargas, un gol de Paulino de la Fuente y otro de Nicolás Ibáñez, el equipo de Guillermo Almada suma su tercera victoria al hilo.

Los primeros 10 minutos del primer tiempo no presentaron emociones aunque los 'Diablos' perdieron a uno de sus hombres más importantes, Leo Fernández, a causa de un desgarro temprano en el partido. Al minuto 15 llegó el primer gol del partido con polémica incluida. Tras una serie de rebotes dentro del área local, Ilian Vargas dispara al centro de la portería y a pesar del intento de despeje de Jordan Sierra, el VAR determinó que el balón ya había cruzado en su totalidad la línea de cal. De esta manera, los Tuzos anotaron el 0-1.

Los hidalguenses golpearon por segunda vez al minuto 23 gracias a un gran centro de Mauricio Isais por costado izquierdo que recibe Ilian Vargas que se encontraba sólo en el área para definir abajo al poste derecho de Tiago Volpi y así anotar su doblete personal y el 0-2 para Pachuca. El equipo de Ignacio Ambriz intentó responder con un contraataque de Carlos González que lo dejó de frente al arco pero una gran barrida de Óscar Murillo impidió que termine en gol escarlata. De esta manera, Pachuca cerró la primera mitad con la ventaja de dos goles.

Al inicio del segundo tiempo el Toluca mostró señales de vida al anotar el gol de Jean Meneses al minuto 63 que los acercaba al Pachuca. Sin embargo, todo fue cuesta arriba para el conjunto local. Al minuto 65 se realizó un cambio que le funcionó a los albiazules ya que salió el autor de los primeros dos goles, Ilian Vargas, y en su lugar entró Nicolás Ibáñez. 10 minutos después llegó la tercera anotación de la visita en pies de Paulino de la Fuente, el centrocampista español del Pachuca.

Por último, al minuto 92 llegó el gol de Nicolás Ibáñez que selló el 1-4 final en el Estadio Nemesio Diez después de una jugada individual por izquierda donde logró gambetear a Haret Ortega y colocar el balón por abajo al poste izquierdo de Tiago Volpi.