Pablo Marí contó detalles acerca del momento en el que fue apuñalado: “Alguien murió enfrente mío y a una mujer le cortaron la garganta”

Pablo Marí se recupera en un hospital en Milán, después de ser víctima de un ataque en el que una persona murió y cinco resultaron heridas
Pablo Marí se recupera en un hospital en Milán, después de ser víctima de un ataque en el que una persona murió y cinco resultaron heridas

El mundo del fútbol quedó consternado el jueves con la noticia de que Pablo Marí, jugador de Monza a préstamo de Arsenal, de Inglaterra, fue apuñalado por un hombre de 46 años en un supermercado de Milán, en un ataque con un arma blanca que dejó un saldo de un muerto y cinco heridos. Por suerte para el defensor de 29 años, la atención llegó en el momento justo: en la mañana del viernes fue operado y se encuentra fuera de peligro, por lo que pudo pronunciarse por primera vez al respecto, dando detalles estremecedores de lo que vivió.

En una entrevista realizada por La Gazetta dello Sport, quien también fuera campeón de la Copa Libertadores en 2019 con Flamengo contó su relato en primera persona sobre lo sucedido: “Tuve mucha suerte, porque alguien murió enfrente mío, reveló. “Estaba llevando a mi hijo en su coche de bebé cuando sentí un dolor profundo en mi espalda. Después vi cómo un hombre le cortaba la garganta a una mujer”.

Tras el ataque que sufrió, se espera que Pablo Marí no regrese a las canchas hasta dentro de dos meses
Tras el ataque que sufrió, se espera que Pablo Marí no regrese a las canchas hasta dentro de dos meses - Créditos: @Nicolò Campo

El éxito de la intervención quirúrgica a la que se sometió el español le permitirá continuar su carrera normalmente, aunque tendrá que ausentarse de las canchas al menos por dos meses. También aprovechó para enviar un mensaje en sus redes sociales para llevar calma: “Después del duro momento que vivimos ayer, tanto mi familia como yo queremos comunicar que afortunadamente estamos todos bien a pesar de las circunstancias, y queremos agradecer todos los mensajes de apoyo y cariño que estamos recibiendo”, escribió el valenciano, mostrándose alegre junto a su pareja.

Por su parte, Marí le dedicó unas palabras a los allegados de la víctima fatal del ataque, el cajero del supermercado de donde fue robada el arma: ”Queremos enviar el pésame y toda nuestra fuerza a los familiares y amigos de la persona fallecida, y deseamos de corazón que todas las personas heridas se recuperen lo antes posible”, manifestó.

A medida que se fueron esclareciendo los detalles de lo sucedido, se supo también que el hombre que redujo al atacante fue otro exfutbolista, el defensor Massimo Tarantino, que a fines de la década del 1980 compartió equipo con Diego Armando Maradona en Napoli y obtuvo la Serie A en 1990.

Según informaron fuentes policiales, el agresor padece desde hace un año una fuerte crisis depresiva, aunque se desconocen aún los motivos que lo llevaron a perpetrar el ataque. Los primeros informes descartaron que se trate de un acto terrorista, aunque está en marcha una investigación de lo sucedido, tras lo cual algunos testigos afirmaron haber sentido terror.

Marí había sido campeón de la Copa Libertadores 2019 con Flamengo, venciendo a River en la final en los últimos minutos
Marí había sido campeón de la Copa Libertadores 2019 con Flamengo, venciendo a River en la final en los últimos minutos - Créditos: @Daniel Apuy

El central ya había sido visitado en el centro donde se está recuperando por su entrenador, Raffaele Palladino, y el CEO del club, el histórico ex dirigente de AC Milan Adriano Galliani, que fue el primero en pronunciarse al respecto, transmitiendo tranquilidad: “Pablo Marí ha sufrido una herida en la espalda, penetrante pero no ha tocado órganos vitales como los pulmones. No está en peligro de vida, tiene problemas, pero según me dicen se puede recuperar. Tiene varios músculos lesionados, pero no es grave”.

Está consciente y lo están cosiendo, esto es lo que me dicen los enfermeros de la sala operatoria. No está en peligro de vida”, había señalado Galliani, que fue vicepresidente de Silvio Berlusconi en el siete veces campeón de Champions League antes de reunirse con Il Cavaliere en Monza en 2018.