¿Cómo sería el país si no existiera el América?

·3  min de lectura

Si gana, América es noticia de ocho columnas. Si pierde, también. ¿Por qué? “Porque vende”, dicen directores generales y editores de medios deportivos. “Porque es el equipo más importante del país, les guste o no a los demás”, argumentan los americanistas. “Debe ser porque es el que más aficionados y detractores tiene a nivel nacional. Por eso dicen que lo amas o lo odias”, manifiesta alguien que no es apasionado del futbol pero tiene noción de lo que acontece con el balón en México.

Ateniéndonos a la pasión futbolera que desprende el América, así como a su aporte sociocultural en el ánimo popular del país, en Bolavip MX elaboramos un ejercicio que consistió en imaginar cómo sería nuestra nación si de repente dejara de existir ese club. Para ello, nos dimos a la tarea de preguntar a varias personas cómo visualizan una realidad sin el equipo más amado y odiado. ¿Cambia en algo la cotidianidad sin tener al Ame como elemento de charlas, distracciones, discusiones y entretenimiento?

Hay quienes contemplan la quiebra de Televisa si desapareciera el América, esto debido a que lo consideran uno de sus activos más fuertes para generar ingresos. En este sentido, les emociona la idea de que desaparezca dicha empresa. Otros vislumbran una rápida maniobra de la liga para exigir a la televisora la creación de un equipo similar a las Águilas y así no perder su principal atractivo económico.

En términos estrictamente deportivos, varias opiniones coinciden en que el futbol mexicano cavaría su propia tumba porque América es el sostén de la intensidad futbolera. Precisan que Chivas, Cruz Azul y Pumas lo necesitan para priorizar su grandeza; Tigres lo requiere como parámetro de trascendencia histórica en todo el territorio y no únicamente en una región; el resto de clubes para llenar sus estadios y salvar la temporada.

Respecto a lo social, la extinción de las burlas es un panorama que no imaginan los antiamericanistas. A pesar de su aversión que tienen hacia los de amarillo y azul, algo que disfrutan es ver llorar, sufrir y padecer a los americanistas. Califican de sana manera, y legal, la práctica de la mofa como un mecanismo para desahogar frustraciones y corajes.

Voces recurren a señalar que no pasaría nada, que tarde o temprano los aficionados del Ame se acostumbrarían a aceptar que su equipo no volverá. Seguidores de equipos contrarios están de acuerdo en esta premisa al añadir que el futbol es un deporte tan noble que se puede inventar un club que cause simpatías y antipatías de inmediato.

Visiones catastrofistas dilucidan el caos. Comentan que al no haber una excusa que distraiga a millones de personas, que en este caso es ver al América, se incrementarían los índices de violencia; el estrés laboral, las presiones de casa y la incertidumbre financiera podrían desahogarse en círculos cercanos a través de golpes y agresiones, síntomas que suele contener el futbol.

¿Y ustedes cómo se imaginan al país sin las Águilas? Muchos creen que la historia contemporánea de México no se puede contar sin el América, un equipo que aunque no se quiera tener cerca, siempre se hace presente para recordar que no hay escapatoria a su existencia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.