Pólvora regresa a una jaula para apostar su máscara

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 1 (EL UNIVERSAL).- Doce años han pasado desde la tarde en la que Pólvora se atrevió a apostar su máscara dentro de una jaula en la Arena México. Salió graduado como profesional y con la máscara del Tigre Blanco en sus manos.

Este sábado, el escenario será el mismo y la apuesta similar, pero ahora será uno de los más experimentados en el enrejado del evento 'Sin Salida'. "Es un gran compromiso pero me siento capacitado para este tipo de retos", advierte el rudo capitalino. La experiencia ganada lo llena de confianza, pero sin excesos, ya que el riesgo es grande y lo que se juega demasiado valioso.

"He estado en otras jaulas, es menos desgaste que un mano a mano, pero es muy demandante la condición física que te exige, porque todos entran con el deseo de salir y hay que estar con los sentidos al cien".

Su interés era un duelo directo con el Audaz, nunca le interesó una jaula, pero fue inevitable firmar el contrato. "Busqué el reto en mano a mano y él pidió eso también. Pero ya estudié a todos los rivales porque no puedo enfocarme solo en él". Y es que todos entran con hambre de triunfo, "a mí me pasó cuando gané la máscara y me daban como perdedor, son rivales muy fuertes y no me debo de confiar de ninguno, porque sería el acabose de mi carrera. No pasa por mi mente perder, pero pienso quedarme hasta el final con el Audaz, quiero un triunfo de ese tamaño".

Lo que también tiene claro es que no le interesa hacer alianzas dentro de la jaula. "Me pasó antes que busqué alianza con Arkangel y me traicionó, por culpa de él me quedé hasta el final, al tiempo se lo agradezco porque fue mi gran triunfo. Así que no voy a confiar en nadie. Un triunfo sería sensacional en mi carrera, es el momento idóneo y estoy emocionado para que llegue este momento".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.