La pólvora de Lewandowski se mojó la noche menos oportuna

·2  min de lectura

Barcelona, 14 sep (EFE).- El delantero del Barcelona Robert Lewandowski regresó este martes a su antigua casa, el Allianz Arena, en medio de un inicio de curso excelente, con nueve goles en seis partidos, pero allí no consiguió superar a Manuel Neuer en la derrota por 2-0 ante el Bayern Múnich en la segunda jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones.

Todos los focos estuvieron centrados en el atacante polaco, que fue aplaudido por su antigua afición y recibió el cariño de sus excompañeros. Pero, a diferencia de los últimos cinco encuentros con el Barcelona, en los que marcó por lo menos un gol en cada uno de ellos, esta vez se quedó en blanco.

Eso sucedió a pesar de que contó con dos ocasiones de gol que raramente Lewandowski suele fallar. La más clara llegó en el minuto 18, cuando el polaco recibió un pase de Gavi dentro del área y, en el mano a mano ante Neuer, su disparo de volea se fue alto. La segunda tuvo lugar tan solo tres minutos después con un cabezazo a bocajarro en el segundo palo a centro de Marcos Alonso que repelió el portero alemán.

El mayor incordio para Lewandowski en su vuelta al Allianz Arena fue Dayot Upamecano, quien no le dejó respirar en ningún momento y usó su fortaleza física para ganarle duelos. El central francés desesperó en algunos momentos al delantero polaco, que se quejó infructuosamente al colegiado, Danny Makkelie, de la contundencia de su antiguo compañero.

Ya en la segunda parte, en el minuto 63 y con el resultado de 2-0, Lewandowski combinó con Pedri dentro del área muniquesa y lo dejó solo ante Neuer. Pero el centrocampista canario estrelló el balón en el palo tras picar la pelota por encima del arquero rival.

Los números ya advertían que a Lewandowski el Bayern Múnich no es un equipo que se le dé especialmente bien como rival. Como jugador del Borussia Dortmund se enfrentó 14 veces al conjunto bávaro, en las que marcó 5 goles. Pero tres de ellos llegaron en un solo partido, la final de la Copa alemana de 2012. Los otros dos tantos se repartieron entre la Bundesliga y la Supercopa alemana.

Lewandowski tendrá la oportunidad de desquitarse ante el Bayern Múnich el 26 de octubre en el Spotify Camp Nou en un partido, correspondiente a la quinta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, que muy probablemente será clave para el conjunto azulgrana de cara a clasificarse para los octavos de final de la competición.

Sergi Escudero

(c) Agencia EFE