Las pérdidas, una de las principales razones de la derrota de los Celtics ante los Warriors

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Al margen de otros factores que también fueron preponderantes, como el estelar rendimiento de Stephen Curry, una de las claves que ayudan a entender la victoria de Golden State en las Finales de la NBA radica en la cantidad de pérdidas que cometió Boston.

El cuidado de la pelota en ataque fue un punto de énfasis para los Celtics no solo en esta serie, sino a lo largo de toda la postemporada. Sin ir más lejos, en los últimos playoffs terminaron con un récord de 1-8 en los partidos en los que registraron 16 pérdidas o más, mientras que la marca fue de 13-2 cuando no superaron las 14.

Cabe recordar que en el Juego 6 finalizaron con 22 pérdidas, las cuales originaron 27 de los 103 puntos de los Warriors, que se impusieron por 103-90. Jayson Tatum (cinco), Jaylen Brown (cinco) y Marcus Smart (tres) se combinaron para 13 de ellas.

Tatum tuvo su décimo encuentro en los playoffs de 2022 con al menos cinco pérdidas. De esta manera, igualó la mayor cifra de cualquier jugador en las últimas 35 postemporadas (Michael Jordan en 1992 y LeBron James en 2018).

Además, las 100 pérdidas de Tatum en esta postemporada representan el mayor número de todos los tiempos de un jugador en una sola postemporada (desde que las pérdidas de balón se empezaron a contabilizar oficialmente en la 1977-78).

El joven alero de 24 años, quien había mostrado su mejor versión contra los Bucks, no pudo brillar frente a los Dubs, cuyo mérito en el costado defensivo no puede ser ignorado. También es cierto que el número 0 acumuló un cansancio notable, ya que venía de jugar casi todos los minutos en dos desgastadoras llaves de siete cruces cada una.

"No nos dimos una oportunidad", señaló Ime Udoka en la conferencia de prensa posterior a la derrota haciendo referencia a la cantidad de pérdidas que cometieron en las Finales. Considerando lo dicho, no sorprendería que Boston fuera en busca de un armador de juego, un base puro, para la próxima temporada.

Foto: Jim Davis/The Boston Globe via Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.