Oubiña confiesa sufrir dolores, pero dice que volvería a hacerlo todo igual

·2  min de lectura

México, 14 jul (EFE).- Borja Oubiña, símbolo del Celta de Vigo y embajador de Laliga española, dijo este jueves que sufre dolores como consecuencia de sus numerosas lesiones, pero dijo que volvería a hacerlo todo igual en su carrera como futbolista profesional.

"Hay dolores, aunque no me quejo. La carrera me dejó bastante lastrado como para volver a disfrutar de esto; acabé mal, pero volvería a repetirlo todo igual", dijo Oubiña a Efe.

Excepto en una temporada en la que jugó en la Liga Premier con el Birmingham, Oubiña estuvo toda su carrera profesional en el Celta, con el que estuvo más de una década en primera división.

Aunque se retiró en el 2014, es recordado como uno de los ejemplos más grandes de superación en el fútbol español, que debió recuperarse de una lesión de rodilla cuando era joven, se sometió a varias cirugías y aún así salió adelante.

"A mi me tocó la parte difícil; tuve que pasar muchas veces por el quirófano, pero lo importante del fútbol y de la vida es aprender de los fracasos de la mejor manera. Quizás esté más orgulloso de eso que de cualquier cosa que haya hecho dentro del campo de fútbol.

El futbolista retirado sufrió una grave lesión de rodilla que se complicó y limitó su carrera, pero no le impidió brillar en el Celta de Vigo y llegar a la selección española.

Oubiña está en México con el Celta de Vigo que este miércoles empató 1-1 con los Pumas UNAM y en unas horas viajará a Estados Unidos, para jugar un amistoso el 20 de julio con el San José Earthquakes.

"Estamos en un momento de estabilidad, cerca de estar un poco más arriba; en el fútbol es un error pensar a largo plazo, todo dependerá del día a día", dijo al referirse a la posibilidad de que el celta mejore el undécimo lugar ocupado el pasado año y se meta en competiciones europeas o en la Copa del Rey.

Borja dijo que nada es comparable con ser jugador de Laliga, pero ahora que pasó su etapa de profesional, siente orgullo por lo dejado en el Celta y por ser reconocido como una de las leyendas elegidas por el circuito para ser una de sus caras visibles.

"Ya llevo un tiempo fuera del fútbol y el hecho de que te reconozcan por el trabajo y me pongan al lado de jugadores tan importantes de la liga española es un orgullo", aseveró.

Al referirse a su presente, dijo que a los 40 años aún puede correr detrás de los niños, lo cual agradece.

"Claro que doy gracias", concluyó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.