Osasuna festejó ante Valladolid de la mano de Chimy Ávila

Juan Manuel Serrano Arce/Getty Images

Con la obligación a cuestas para seguir subiendo en la tabla y ampliar su gran presente, Osasuna consiguió un triunfo clave en El Sadar. Venció por 2-0 a Real Valladolid con un gol de Ezequiel Ávila por la 12° fecha para llegar al sexto puesto de LaLiga.

El equipo de Jagoba Arrasate disfruta de un gran momento y no desaprovechó en absoluto su posibilidad de entrar en posición de clasificación a la Conference League. Y en un partido en el que fue amplio dominador, recién necesitó de un penal para abrir el marcador.

Pese a haber contado con una gran cantidad de situaciones de riesgo, debido a que completó un total de 10 remates al arco a lo largo de los 90 minutos, Chimy Ávila fue el autor del gol que rompió la paridad con un remate cruzado de derecha que dio en el palo y entró.

Con su tanto, los Rojillos se adelantaron en Pamplona, pero rápidamente consiguieron ampliar la diferencia por medio de Moi Gómez, que recibió de Aimar Oroz, controló, acomodó y disparó de derecha al ras del suelo para vencer a Jordi Masip en el primer palo.

Osasuna justificó la distancia en el resultado con un rendimiento sólido y sin sufrir ningún tipo de riesgo contra el arco de Aitor Fernández. Ya en la segunda mitad, el local nunca bajó la intensidad pese a la rotación a la que apostó el entrenador y pudo haber aumentado.

Sin embargo, con los dos goles fue suficiente para quedarse con los tres puntos y trepar algunos lugares en la tabla. Ahora, desde el sexto puesto puede pensar en el duelo del próximo sábado frente a Celta de Vigo como visitante para seguir de racha.

Foto: Juan Manuel Serrano Arce/Getty Images