El Open Británico decidió que los golfistas suspendidos por el PGA Tour puedan jugar en St. Andrews

·2  min de lectura
Bryson DeChambeau y Brooks Koepka cuando posaron para fotos durante The Match V; los dos se sumaron al LIV Golf Series pero podrán jugar el Open
Bryson DeChambeau y Brooks Koepka cuando posaron para fotos durante The Match V; los dos se sumaron al LIV Golf Series pero podrán jugar el Open - Créditos: @DAVID BECKER

Es un terremoto. El golf se sacude con la injerencia cada vez más poderosa del LIV Golf Series, que le sigue sacando grandes jugadores al PGA Tour poniendo montañas de dólares sobre la mesa. ¿La última gran incorporación? Brooks Koepka, campeón de cuatro majors, además del mexicano Abraham Ancer, 20° del ranking mundial. En este contexto, se esperaba una declaración de principios del Open Británico, que arrancará el 14 de julio. Finalmente, el torneo de Grand Slam más antiguo del calendario ya definió: permitirá que los jugadores de la liga con fondos árabes -suspendidos para la gira regular- actúen en el último de los cuatro torneos grandes del año. Martin Slumbers, director ejecutivo de The R&A, comunicó:

“El Open es el Campeonato original de golf y desde que se jugó por primera vez en 1860, la apertura ha sido fundamental para su carácter distintivo y atractivo único. Los jugadores que estén exentos o hayan ganado un lugar al clasificarse para el 150° Abierto, de acuerdo con los términos y condiciones de inscripción, podrán competir en el Campeonato en St Andrews. Estamos enfocados en organizar un certamen de clase mundial en julio y celebrar esta ocasión verdaderamente histórica para el golf. Invertiremos las ganancias de The Open, como siempre lo hacemos, en beneficio del golf, lo que refleja nuestro propósito de garantizar que el deporte siga prosperando dentro de 50 años”.

El PGA Tour, que organiza el circuito estadounidense de golf, decidió prohibir la inscripción a sus torneos para los golfistas que participen en el circuito disidente. Pero según se especula, el circuito comandado por Jay Monahan estaría preparando una contraofensiva para intentar reconquistar a los golfistas que se pasaron al LIV Golf Series, entre ellos grandes nombres como Phil Mickelson, Dustin Johnson, Bryson DeChambeau y el propio Koepka, que acaba de anunciar su baja del Travelers Championship, que comenzará el jueves en Cromwell, Connecticut. La idea es aumentar a partir de 2023 la bolsa de premios de ocho torneos de renombre hasta al menos los 20 millones de dólares e introducir tres nuevos torneos dotados de 25 millones de dólares cada uno, sin corte, como en las competiciones del circuito LIV.

El calendario podría evolucionar también con una temporada calcada al año civil, entre enero y diciembre, mientras que actualmente el PGA Tour arranca en el otoño de los Estados Unidos. El primer torneo de la liga LIV Golf tuvo lugar a inicios de junio en Londres, con la participación de 17 miembros del PGA Tour, todos excluidos del circuito estadounidense hasta nueva orden. El vencedor, el sudafricano Charl Schwartzel, volvió a casa con un cheque de 4 millones de dólares en su cuenta bancaria.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.