Odell Beckham Jr, el polémico receptor que apostó por él y jugará el Super Bowl

·Periodista
·5  min de lectura
TAMPA, FL - El receptor de Los Angeles Rams Odell Beckham Jr. (3) se halla junto a las líneas laterales durante el juego del Playoff Divisional de la NFC entre Los Angeles Rams y los Tampa Bay Buccaneers el 23 de enero de 2022 en el Raymond James Stadium en Tampa, Florida. (Foto de Cliff Welch/Icon Sportswire via Getty Images)
TAMPA, FL - El receptor de Los Angeles Rams Odell Beckham Jr. (3) se halla junto a las líneas laterales durante el juego del Playoff Divisional de la NFC entre Los Angeles Rams y los Tampa Bay Buccaneers el 23 de enero de 2022 en el Raymond James Stadium en Tampa, Florida. (Foto de Cliff Welch/Icon Sportswire via Getty Images)

Cuando Odell Beckham Jr. fue canjeado de los New York Giants a los Cleveland Browns en 2019, las cosas parecían dirigirse hacia un nuevo y mejor futuro, luego de cinco temporadas en las que, a pesar de haberse establecido como uno de los mejores receptores de la NFL, en el plano colectivo la situación era otra.

Pese a toda la controversia dondequiera que ha estado, el polémico y talentoso receptor abierto está a una sola victoria de alcanzar su sueño cuando sus LA Rams se midan en el Super Bowl LVI ante los Cincinnati Bengals el próximo 13 de febrero en el SoFi Stadium.

Inestabilidad en la posición de quarterback, problemas con lesiones, particularmente en 2017 tras solo jugar cuatro partidos, una sola visita a los playoffs en su estadía en Nueva York (2016) sin triunfos, fueron factores contrastando con su enorme calidad y probado talento haciéndose famoso por aquella célebre atrapada a una mano. En 2014 se adjudicó en nombramiento de Novato Ofensivo del Año.

Constantes aspavientos en las laterales o en el terreno de juego, discusiones con sus quarterbacks, entrenadores, compañeros, eran sinónimo de hambre de triunfo y una personalidad brutalmente extrovertida; sus horas estaban contadas en ese entorno.

A cambio de una selección de primera ronda y otra de tercera, además de dos jugadores (Kevin Zeitler y Jabrill Peppers), los Browns consiguieron a Beckham, pensando en conformar una de las ofensivas más portentosas de la NFL al lado del quarterback Baker Mayfield, ganador del Trofeo Heisman con los Sooners de Oklahoma y un Nick Chubb amasando las yardas terrestres.

Pero no sucedió. Pese a que, en su primera temporada en Cleveland, en 2019, fue de buenos números, con 74 recepciones 1,035 yardas por recepción y cuatro touchdowns las cosas no mejoraron. El equipo tuvo marca de 6-10 y despidieron a Freddie Kitchens como su head coach, llevando a remplazarlo a Kevin Stefanski, con quien pensaron que Mayfield podría subir peldaños, así como el resto.

Y aunque eso ocurrió, pues los Browns acabaron en 2020 con marca de 11-5 e incluso llegando a la etapa del playoff divisional, Beckham se lesionó en la Semana 7 (rotura de ligamentos) y se perdió de aquella temporada excepcional, por lo que todo apuntaba para que en 2021 Cleveland arrasara con OBJ sano y un equipo, aparentemente, al alza.

Pero tampoco sucedió. De hecho, las cosas se pusieron peor cuando ya no era posible ventilar lo mal que estaba la relación entre él y Mayfield, a medida que las derrotas se iban a apilando para los Browns en 2021 (el equipo acabó con marca de 8-9 y fuera de los playoffs).

CLEVELAND, OHIO - Odell Beckham Jr. #13 de los Cleveland Browns calienta previo al partido ante los Pittsburgh Steelers en el FirstEnergy Stadium el 31 de octubre de 2021 en Cleveland, Ohio. (Photo by Nick Cammett/Getty Images)
CLEVELAND, OHIO - Odell Beckham Jr. #13 de los Cleveland Browns calienta previo al partido ante los Pittsburgh Steelers en el FirstEnergy Stadium el 31 de octubre de 2021 en Cleveland, Ohio. (Photo by Nick Cammett/Getty Images)

El punto álgido de las diferencias entre Beckham y Mayfield fue cuando el papá de OBJ compartió un video en redes sociales mostrando las veces que el quarterback no le lanzaba el balón a su hijo, incluso si éste estaba abierto. Esa fue la gota que derramó el vaso.

Sin un contrato garantizado para después de 2021, tanto OBJ como los Browns llegaron a un acuerdo para que el jugador quedara en libertad y pudiera buscar dónde seguir jugando, de manera que tanto los Green Bay Packers como los Rams emergieron de inmediato como sus primeras opciones.

En 2021, en seis juegos con Cleveland capturó 17 pases para 232 yardas; en ocho encuentros, durante la misma temporada, pero con los Rams, atrapó 27 envío para ganancia de 305 yardas y, el gran diferencial, con cinco pases de touchdown. En la presente postemporada, OBJ suma 19 recepciones para 236 yardas y una atrapada en la zona final.

Al firmar con los Rams por el resto de la temporada OBJ se embolsó 500 mil dólares; se ha embolsado otros 500 al ganar en la ronda de comodines; además de 750 mil por triunfar en la ronda divisional; otros 750 mil por la victoria del domingo en el juego por el título de la NFC; se estaría embolsado 500 mil por jugar el Super Bowl y un millón si es que lo gana.

Odell Beckham Jr. está a un solo triunfo de alcanzar su sueño, de silenciar a sus críticos, pero sobre todo de demostrar que tenía la razón al buscar un equipo con el que pudiera ganar un campeonato, o cuando menos aspirar a pelear por él.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Hombre sin brazos pide ayuda al ‘Canelo’ Álvarez para poder comprar sus prótesis