Octagón y Potro de Acero preparan pan de muerto que rinde a los rudos

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 2 (EL UNIVERSAL).- Aliado a su ahijado Potro de Acero, el luchador Octagón se aventó a preparar el tradicional pan de muerto con el cual promete rendir a los paladares más rudos.

La pastelería Aranzazu fue el escenario de esta batalla, donde este equipo enmascarado puso manos a la obra, demostrando sus habilidades en el arte de la repostería.

El primer paso fue dejar reposar la masa, poco más de medio kilo de energía. Entonces sí, fue momento de hacer los huesitos que adornan el pan. Tras esperar que se fermentara la masa, metieron el producto al horno para que agarrara forma.

Luego de media hora de espera en la que los encapuchados intercambiaron opiniones sobre su chamba, se dispusieron a bañar con mantequilla y azúcar el pan, con lo que estuvo listo para ponerse en la ofrenda.

Contento, el gladiador veracruzano compartió su sentir tras esta experiencia: "Sin duda fue muy grata, me gusta que la gente vea el paso a paso de cómo se hace el pan que llega a sus mesas y ofrendas, en esta ocasión mi ahijado El Potro de Acero me ayudó en esta actividad y la verdad nos la pasamos muy divertidos, seguimos al pie de la letra la receta y no es por nada, pero nos quedo espectacular el pan", afirmó el "Amo de los Ocho Ángulos".

El Potro, quien dejó de lado el micrófono como anunciador, agregó: "Qué gran labor la de hacer pan, quienes nos enseñaron tienen 30 años de experiencia y eso nos facilitó la elaboración, estoy muy agradecido con mi padrino Octagón, porque hacer este tipo de actividades con él que es una institución de la lucha libre es muy grato, la verdad lo que mejor me salió fue el toque final de poner la mantequilla y azúcar", presumió.