El objetivo de Checo sigue siendo Leclerc

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 13 (EL UNIVERSAL).- Ser campeón en la Fórmula Uno, al menos esta temporada, es algo que sólo luce posible para Max Verstappen, coequipero de Sergio Pérez en Red Bull.

Y es que el neerlandés ha sacado una brutal ventaja sobre el resto de pilotos, lo que lleva al mexicano a luchar por quedarse como subcampeón, darle al equipo el 1-2 y el trofeo de constructores, categoría en la que los austriacos también son líderes.

La gran pregunta es qué necesita "Checo" para quedarse con ese segundo lugar, y la primera respuesta es consistencia.

El de Guadalajara, a falta de seis Grandes Premios por disputarse, no puede dejar ir algún punto, pues cualquier descuido se puede traducir en ventaja para Charles Leclerc (Ferrari).

Otra de las necesidades de Sergio sobre su RB18 es que debe finalizar las carreras por encima del F175 del piloto monegasco de la escudería italiana, para así tomarle ventaja en la tabla, como ha pasado en varias ocasiones durante el año.

Al momento, tras el Gran Premio de Italia, el número 16 del equipo de Maranello es sublíder con 219 puntos, mientras que Pérez tiene 210, por lo que lo más importante para el tapatío —si es que no quiere dejar libre el segundo peldaño— es agregar más puntos en cada carrera que los que haga Charles, además de la unidad extra que se da con la vuelta rápida, la cual "Checo" sabe muy bien cómo conseguirla. Acaba de hacerlo en Monza.