La NWSL anuncia la creación de un nuevo grupo ejecutivo y la apertura de una investigación

·4  min de lectura

Houston (EE.UU.), 4 oct (EFE).- La renuncia de Lisa Baird como comisionada de la Liga Nacional de Fútbol Femenino (NWSL, en inglés), provocada por el escándalo de acoso sexual y mala conducta del entrenador Paul Riley desde hace tiempo, obligó al organismo a la formación de un comité ejecutivo formado por tres mujeres para supervisar la gestión.

La NWSL, a través de un comunicado hecho público la pasada noche, también inició el domingo una investigación independiente sobre el manejo que dentro de la liga se hizo de las denuncias de abuso.

La liga se estremeció esta semana cuando dos exjugadoras se presentaron con acusaciones de acoso, incluida la coerción sexual, contra Riley, quien hasta el jueves dirigió al equipo de North Carolina Courage.

Riley fue inmediatamente despedido por Courage, y tanto la FIFA como la Federación de Fútbol de EEUU abrieron sendas investigaciones sobre por qué pudo continuar entrenando, incluso después de que las jugadoras llevaron sus preocupaciones a la liga.

La NWSL canceló la competición regular del pasado fin de semana y Baird renunció el viernes por la noche tras haber recibido del comité ejecutivo la decisión de que iba a ser destituida del cargo.

Además del anuncio de la NWSL, U.S. Soccer dijo que había contratado a la exfiscal federal y fiscal general adjunta Sally Yates para dirigir su investigación sobre el comportamiento abusivo y la conducta sexual inapropiada en el fútbol profesional femenino. Yates ahora trabaja en la práctica privada.

"El fútbol se toma en serio su responsabilidad de investigar enérgicamente la conducta aborrecible denunciada, obtener una comprensión plena y franca de los factores que permitieron que sucediera y tomar medidas significativas para evitar que esto suceda en el futuro", dijo la federación estadounidense en un comunicado.

La junta de gobernadores de la liga nombró un comité ejecutivo compuesto por Amanda Duffy, Angie Long y Sophie Sauvage para supervisar la oficina principal hasta que se nombre al profesional que ocupe el puesto de comisionado dejado vacante con la salida de Baird, quien apenas estuvo 19 meses en el mismo.

"En nombre de toda la liga, estamos desconsoladas por lo que demasiadas jugadoras han tenido que soportar por simplemente competir en el deporte que aman, y lo sentimos muchísimo", dijeron las tres ejecutivas en un comunicado conjunto.

"Entendemos que debemos emprender una transformación cultural profunda y significativa que nos permita abordar los problemas necesarios de cara a convertirnos en el tipo de liga que las jugadoras de la NWSL y sus seguidores merecen y recuperar la confianza de ambos", subrayaron.

La liga contrató a una firma externa para investigar las acusaciones e informar al comité ejecutivo. La investigación incluye los reclamos contra Riley, así como todas las demás quejas históricas de discriminación, acoso o abuso.

La NWSL, en su noveno año, también dijo que está en marcha una revisión independiente de prácticas y políticas entre sus equipos. Además, se adoptarán políticas y procedimientos integrales para garantizar "una ejecución sistemática, transparente y eficaz de cualquier problema de acoso o conducta en el lugar de trabajo".

Se creó una plataforma de informes segura y anónima para que las jugadoras y el personal puedan denunciar las faltas de conducta.

Si bien los partidos de la NWSL de este fin de semana fueron cancelados, en Portland los seguidores detonaron bombas de humo en el minuto 25 del partido de la Liga Profesional de Fútbol (MLS) de Estados Unidos entre los equipos de Portland Timbers e Inter Miami. Se exhibió un cartel grande que decía: Cree, apoya y protege a las jugadoras de NWSL".

Los seguidores también estaban programados para reunirse el domingo por la noche en Seattle, en las afueras de Lumen Field, donde los Sounders se enfrentaron a los Colorado Rapids.

La Federación de Fútbol de Estados Unidos suspendió el jueves la licencia de entrenador de Riley, de 58 años, luego de que The Athletic publicara denuncias de abuso por parte de las exjugadoras de la NWSL, Sinead Farrelly y Mana Shim.

El presunto acoso a Farrelly comenzó en 2011 cuando era jugadora del Philadelphia Independence de la ahora desaparecida Liga Femenina de Fútbol Profesional.

Ella le dijo al sitio web que el acoso continuó cuando estaba con las Portland Thorns. Shim, una exjugadora de Thorns, que también estuvo con los Houston Dash, supuestamente también sufrió acoso.

Por su parte, las Thorns dijeron el jueves que el equipo investigó las afirmaciones sobre Riley y las pasó a la liga cuando fue despedido.

Mientras que Riley, uno de los entrenadores más galardonados de la NWSL, tras responder un cuestionario de 23 preguntas que le fueron presentadas por The Athletic, defendió su inocencia y destacó que las acusaciones eran "completamente falsas".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.