Novak Djokovic volvió al Australian Open: una ovación inolvidable, banderas de Serbia y un triunfo en el estadio “más especial” de su vida

Novak Djokovic devuelve el afecto del público australiano con una mano sobre el pecho
Novak Djokovic devuelve el afecto del público australiano con una mano sobre el pecho - Créditos: @PAUL CROCK

Los carteles de apoyo, las banderas de Serbia y los sonoros cánticos con el apodo de Novak Djokovic en el estadio Rod Laver fueron el marco del retorno del exnúmero uno del mundo al Australian Open, un torneo en el que supo avasallar en el pasado reciente, pero en el que no pudo competir hace un año en medio de una polémica de la que habló el planeta.

Djokovic asintió a las expresiones de cariño al saludar con la mano izquierda al entrar a la cancha a las 22.30 del martes. Acto seguido, se puso a trabajar al ofrecer un magnífico despliegue de tenis, disimulando una leve molestia en un muslo izquierdo, que tenía vendado.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Con sus padres y hermano en las gradas del Melbourne Park por primera vez desde que ganó su primer título de Grand Slam hace 15 años, Djokovic empezó el duelo de la primera ronda disparando un ace de 201 kilómetros por hora. Se llevó el primer juego sin ceder puntos e inclinó el primer set a su favor con una seguidilla de 12 puntos rumbo a una victoria 6-3, 6-4, 6-0 sobre el español Roberto Carballés Baena. El serbio volvió a la altura de lo que es: una leyenda. “Definitivamente, este es el estadio más especial de mi vida”, diría una vez consumado su triunfo en el debut.

Campeón en 2008, 2011, 2012, 2013, 2015, 2016, 2019, 2020 y 2021, Djokovic -de 35 años- viene de ganar el ATP 250 de Adelaida y es favorito en Melbourne a un año de que su caso generara una polémica a nivel mundial. El 5 de enero de 2022, el serbio fue retenido durante varias horas en el aeropuerto, estuvo durante dos semanas detenido en un hotel para migrantes y las autoridades australianas decidieron finalmente deportarlo por no estar vacunado contra la Covid-19, algo que incumplía las reglamentaciones de acceso de ese entonces en el país.

Djokovic celebra tras vencer al español Roberto Carballes Baena
Djokovic celebra tras vencer al español Roberto Carballes Baena - Créditos: @PAUL CROCK

“Un ambiente increíble. Muchísimas gracias por haberse quedado tan tarde, a todos. También gracias por darme una bienvenida tan cálida, ni en mis sueños me lo hubiera imaginado”, dijo Djokovic al dirigirse al público al ser entrevistado a pie de cancha. “Me siento muy feliz estar de vuelta en Australia y en la cancha donde he tenido el mayor éxito en mi carrera”, agregó, mientras los aplausos seguían rodeándolo.

”Definitivamente, esta pista es la más especial en mi vida y no podía pedir un mejor comienzo para el torneo”, repitió el serbio, que lleva 1.821 días sin perder en este Grand Slam. Pese a ser número 75 del ranking mundial, el español no se resignó al papel de invitado a la fiesta del actual número 5 del mundo, al que sorprendió colocándose con 0-40 para quiebre con un 2-2 en el marcador. Sin embargo, Nole sacó a relucir su calidad con una volea y una derecha ganadora que, sumadas a un error no forzado de Carvallés, solventaron el mal trance. Justo después, endosó desde el resto un juego en blanco al español, que fue definitivo.

Protección de su pierna

En el segundo set, Carballés mantuvo la intensidad, sin dar una bola por perdida y haciendo correr en varios intercambios al serbio que, en una subida para recoger una dejada en la red, se tocó el muslo derecho vendado por una lesión. Pero Djokovic aguantó la arremetida y, auxiliado por la red en un par de pelotas decisivas, consiguió una ruptura en el séptimo juego para agenciarse el segundo parcial. ”El segundo set fue de altibajos y el mérito hay que dárselo a él por luchar”, dijo Djokovic.

El serbio firma autógrafos tras ganar su primer partido en el Australian Open
El serbio firma autógrafos tras ganar su primer partido en el Australian Open - Créditos: @Aaron Favila

Ya con el partido cuesta abajo y su rival resignado, el serbio se liberó con una exhibición de golpes y subidas a la red para adjudicarse en solo 24 minutos el último set, en el que Carballés solo pudo hacer cuatro puntos. En sus declaraciones, Djokovic reconoció que empezó el partido algo agarrotado para proteger la pierna que se lesionó en un torneo previo en Adelaida. ”La pierna está bien, no es ideal, pero está llegando. Hoy era una buena prueba”, dijo el serbio, quien se mostró satisfecho por haber terminado el partido a buen nivel. ”Al principio estaba algo rígido” para proteger la pierna, “me llevó un poco de tiempo entrar en el partido”, reconoció Nole.

En segunda ronda, Djokovic se enfrentará al ganador del partido entre el francés Enzo Couacaud y el boliviano Hugo Dellien, reprogramado al miércoles por la lluvia.

Lo mejor del triunfo de Djokovic

Con informaciones de AP y AFP