Novak Djokovic y un viejo-nuevo dolor de cabeza: podría perderse los Masters 1000 de Indian Wells y Miami por los requisitos contra el Covid-19

El serbio Novak Djokovic en el ATP de Adelaida; al no estar vacunado contra el Covid-19, podría perderse los próximos dos Masters 1000 de EE.UU., en Indian Wells y Miami
El serbio Novak Djokovic en el ATP de Adelaida; al no estar vacunado contra el Covid-19, podría perderse los próximos dos Masters 1000 de EE.UU., en Indian Wells y Miami

Un año después de haber vivido una pesadilla al ser deportado de Australia por no cumplir con los requisitos sanitarios del país oceánico, el serbio Novak Djokovic inició la actual temporada de tenis con alivio y una sonrisa. Autorizado a competir en Australia pese a no estar vacunado contra el Covid-19, Nole recibió un cálido recibimiento en el ATP 250 de Adelaida, donde partió como principal favorito, y se ilusiona con miras al Australian Open , el primer Grand Slam del año, que comenzará el 16 de este mes. Sin embargo, el crecimiento mundial de los contagios de coronavirus le puede provocar fuertes dolores de cabeza para su calendario en varias semanas de marzo y abril.

“Purgó su pena”. Cuál será el nuevo trabajo de Boris Becker, la leyenda del tenis, tras salir de una cárcel del Reino Unido

¿Por qué? Estados Unidos anunció que extenderá la prohibición de entrada para los no vacunados contra el Covid-19 hasta el próximo 10 de abril . La noticia, lógicamente, cambiará los planes del actual número 5 del mundo y exlíder del ranking. La decisión del gobierno de Joe Biden significa que el balcánico no podría jugar, nuevamente, los Masters 1000 de Indian Wells (del 8 al 19 de marzo) ni Miami (desde el 22 de marzo hasta el 2 de abril).

Novak Djokovic y un cálido recibimiento en Adelaida
Novak Djokovic y un cálido recibimiento en Adelaida - Créditos: @Kelly Barnes

Ante este escenario, Djokovic, que en el próximo Abierto de Australia buscará alcanzar su 22° trofeo de singles de Grand Slam e igualar el récord del español Rafael Nadal, se perdería la opción de sumar valiosos 2000 puntos (cada Masters 1000 le otorga mil unidades al campeón) en su lucha firme con los españoles Carlos Alcaraz y Nadal por la cima del tenis mundial.

Si no se producen modificaciones reglamentarias, Djokovic (35 años) volverá a tener un parate de un mes antes de encarar la gira europea sobre polvo de ladrillo en la que competirá en los Masters 1000 de Montecarlo, Madrid y Roma, y en Roland Garros, el segundo major de la temporada. En 2022, tras ser deportado de Australia, Nole recién pudo empezar a competir a fines de febrero, en Dubai: no actuó en Indian Wells ni Miami y, ante del Abierto de Francia, jugó en Montecarlo (perdió en la segunda rueda), Belgrado (cayó en la final), Madrid (semifinalista) y Roma (fue campeón).

Djokovic con su nuevo título en Miami
Djokovic, que ganó seis veces el título en Miami, no podrá competir en ese Masters 1000 por segundo año consecutivo

Djokovic, en la actualidad, está compitiendo en suelo australiano por primera vez desde febrero de 2021 (aquel año, en Melbourne, ganó el título en el Australian Open venciendo al ruso Daniil Medvedev en la final). Y Adelaida, precisamente, no le resulta una estación extraña. De hecho, allí ganó apenas el tercero de los 91 títulos que ostenta (en 2007, cuando tenía 19 años y era 16° del mundo). En la madrugada de este jueves, Djokovic se medirá en los octavos de final de Adelaida con el francés Quentin Halys, 64° del mundo.

En las últimas horas del año pasado, Estados Unidos anunció pruebas obligatorias de Covid-19 a los viajeros procedentes de China. Gran Bretaña, India, Japón y varios países de la Unión Europea también anunciaron medidas más duras contra los viajeros chinos por el Covid-19 dada la preocupación por la falta de datos sobre los contagios en China y el temor a la propagación de nuevas variantes.