Novak Djokovic, a un año de ser deportado, va por todo en Australia: “No fue fácil de digerir y espero no volver a pasar por ello”

El tenista serbio Novak Djokovic ya se entrena antes en Adelaida con miras a la gira australiana
El tenista serbio Novak Djokovic ya se entrena antes en Adelaida con miras a la gira australiana - Créditos: @MATT TURNER

Hace menos de un año, el serbio Novak Djokovic , leyenda del tenis mundial, vivió una pesadilla al ser deportado de Australia por no estar vacunado contra el Covid-19 en un momento en el que estrictas regulaciones de cuarentena estaban en vigor en ese país. Hoy, el ganador de 21 trofeos individuales de Grand Slam está de regreso en el gigante de Oceanía y, asevera, que no guarda rencores pese a lo que le ocurrió en Melbourne, que se convirtió en un conflicto de enorme magnitud.

“Obviamente lo que pasó hace doce meses no fue algo fácil de digerir para mí, para mi familia, para mi equipo, para cualquiera que sea cercano a mí. Fue decepcionante irme del país de esa forma” , expresó Djokovic, actual número 5 del mundo (perdió terreno en el ranking, precisamente, por las limitaciones que tuvo en el calendario 2022 por no estar vacunado contra el coronavirus). Las regulaciones de Australia contra el Covid-19 se suavizaron y en noviembre pasado el gobierno aussie anuló la prohibición de tres años que conllevaba la deportación de Djokovic y le concedió un visado para regresar al país, con miras al Abierto de Australia, el primer Grand Slam del año, que arrancará el 16 de enero.

Novak Djokovic entrenándose en Adelaida antes de debutar, la semana próxima, en el ATP 250 de esa ciudad australiana
Novak Djokovic entrenándose en Adelaida antes de debutar, la semana próxima, en el ATP 250 de esa ciudad australiana - Créditos: @Kelly Barnes

El exnúmero 1, nueve veces campeón del Abierto de Australia, ya se encuentra en ese país porque la semana próxima competirá en el ATP 250 de Adelaida, uno de los torneos previos al major. “No puedes olvidar esas situaciones [la deportación]. Es una de esas cosas que, supongo, se queda contigo por el resto de tu vida. Es algo que nunca antes había vivido y espero no volver a pasar por ello . Pero es una experiencia valiosa para mí y algo que se quedará allí, pero tengo que seguir adelante”, añadió Djokovic, que ya no contará en su equipo con el fisioterapeuta argentino Ulises Badio, el especialista en medicina china que era una pieza muy valiosa en su maquinaria desde mayo de 2017.

Hace un año, Novak Djokovic fue deportado de Australia por no estar vacunado contra el Covid-19; aquí, en el aeropuerto de Melbourne, junto con su entrenador Goran Ivanisevic
Hace un año, Novak Djokovic fue deportado de Australia por no estar vacunado contra el Covid-19; aquí, en el aeropuerto de Melbourne, junto con su entrenador Goran Ivanisevic

La deportación de Djokovic, en enero pasado, generó distintas reacciones por parte del público en Australia. Muchos se mostraron en favor de la cancelación de la visa a Nole. Es por ello que será todo un tema ver cómo recibe el público local al balcánico durante los distintos partidos que jugará en Australia. “Es increíble estar de regreso en Australia. Es un país en el que he tenido un gran éxito en mi carrera, sobre todo en Melbourne. Es, por mucho, mi Grand Slam más exitoso. Espero que todo sea positivo. Obviamente la reacción de los fanáticos no es algo que puedo predecir . Pero haré todo lo posible para jugar un buen tenis y aportar buenas sensaciones al público”, comentó Djokovic.

El título de Djokovic en Adelaida, en 2007

En el Australian Open intentará igualar la marca de Rafael Nadal, que es el máximo campeón de trofeos individuales de Grand Slam, con 22. El español, además, será el campeón defensor en Melbourne. “El objetivo es alcanzar la cima en Melbourne . Ahí es donde quiero jugar lo mejor posible. Supongo que en esta etapa de mi carrera, con todos los logros, cada gran victoria en un torneo es una posibilidad de hacer más historia. Por supuesto que es un gran desafío, pero es una gran motivación. No me falta inspiración ni motivación para jugar lo mejor posible”, dijo Djokovic en Adelaida, la ciudad en la que, en 2007, obtuvo el tercero de los 91 títulos que ostenta (el último fue el Masters, en Turín, en noviembre pasado, al vencer por 7-5 y 6-3 en la final al noruego Casper Ruud).

Los primeros movimientos de Djokovic en Adelaida

Vale recordar que, a principios de año, Australia obligaba a los viajeros que querían entrar en el país tener la pauta completa de la vacuna contra la Covid-19 o un justificante válido, documentos que Nole no presentó. Estuvo encerrado en un hotel custodiado por Inmigración y apeló la decisión de las autoridades pero tras una agitada batalla judicial y mediática, el Tribunal Federal Australiano consideró que la presencia del jugador suponía un riesgo para la salud y el orden público. De esta manera, las autoridades lo deportaron a pocas horas del inicio del Australian Open y le impusieron una prohibición de entrada al país de tres años, medida que el equipo legal logró que se revocara.

Esta situación dejó una herida abierta para Djokovic, pero poco a poco logró reponerse emocional y tenísticamente (además del Masters de Turín ganó Roma, Wimbledon, Tel Aviv y Astana). Ya recuperado, el jugador nacido hace 35 años en Belgrado apunta a ganar todo en 2023.

Djokovic, en Adelaida: "La reacción de los fanáticos no es algo que puedo predecir"
Djokovic, en Adelaida: "La reacción de los fanáticos no es algo que puedo predecir"

Premios millonarios en el “major aussie”

Tennis Australia anunció que el premio económico para el próximo Abierto de Australia será de 76,5 millones de dólares australianos (aproximadamente US$ 51.678.280), un aumento del 3,4 por ciento con respecto a la edición de 2022. Los campeones individuales del torneo embolsarán un premio en metálico de 2.975.000 AUD (US$ 2.009.711), mientras que el subcampeón ganará 1.625.000 AUD (US$ 1.097.741).

Los perdedores de la primera ronda en el cuadro principal ganarán AUD 106.250 (US$ 71.775), lo que representa un aumento del 3,2 por ciento para la misma etapa en 2022.