Zion Williamson, el chico grandote que reventó una zapatilla y después fue contratado por la empresa que la fabricaba

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Zion Williamson, ala-pivote de New Orleans Pelicans; con 20 años y 130 kilos, es una de las mayores promesas de la NBA.
Zion Williamson, ala-pivote de New Orleans Pelicans; con 20 años y 130 kilos, es una de las mayores promesas de la NBA.

“Zion” es un nombre que designa cosas muy diversas. Una búsqueda en Google devuelve varios resultados, en apariencia inconexos, pero no lo están tanto. El monte Zion, o Sion, ubicado en las afueras de la antigua ciudad de Jerusalén, es citado con frecuencia en textos judíos, musulmanes, cristianos y rastafaris, con distintas acepciones. Un cantante puertorriqueño se llama “Zion”. Y, más abajo en el navegador, figura la que quizás sea la referencia más conocida en la cultura popular: “Iron Lion Zion”, la canción de Bob Marley. Pero al final, casi en el precipicio de la página, aparece el resultado que refiere a quien más temprano que tarde no va a necesitar de su apellido para encabezar la lista del buscador: Zion Williamson. Ya una estrella de la NBA. “Cuando estaba embarazada me puse a ojear la Biblia, y el nombre ‘Zion’ simplemente se me apareció”, dijo Sharonda Sampson, su madre. “Ahora él es tan grande que parece el monte Zion”.

Quienes siguen la liga estadounidense ya saben quién es Zion, pero los entusiastas ocasionales del básquetbol van a recordarlo mejor por un accidente. En febrero de 2019, cuando Zion todavía jugaba por la Universidad de Duke, una acción se hizo viral: a los 30 segundos del partido ante Carolina del Norte una de sus zapatillas explotó. Zion tenía la pelota en la zona de los tiros libres, frenó para cambiar de dirección y encarar hacia el aro, y sus 130 kilos fueron demasiado para su Nike PG 2.5 izquierda, que literalmente se reventó y dejó al descubierto el pie. Williamson no sólo perdió el balón y no pudo terminar la jugada, sino que también tuvo que salir, por una lesión en la rodilla derecha.

El reventón de Williamson y otros casos, como el de Manu Ginóbili

“Hubo un momento en el que sentí el terror de no saber qué iba a pasar, qué tanto me había lesionado, pero mientras repetían una y otra veces la jugada en la televisión, mi mamá me dijo ‘vas a estar bien, vas a volver, y lo sabés’. Y volví a las dos semanas”, contó Zion.

La noche bestial de Kevin Durant: un triple doble de película y sin descansar ni un sólo segundo

Regresó con un modelo de las Nike Kyrie 4 adaptado especialmente a él. El episodio no había pasado inadvertido en la marca: las acciones de la empresa cayeron al día siguiente, y las pérdidas fueron estimadas en 1100 millones de dólares. Todo, por un incidente de un jugador universitario que ni siquiera era un atleta de Nike. En su primer comunicado, la firma emitió un escueto “estamos trabajando para identificar el problema”, y luego envió un equipo a China (donde eran fabricadas las zapatillas) para investigar lo sucedido.

Reinventar la marca

El daño producido por la zapatilla reventada fue circunstancial, aunque bien aprovechado por todos. Especialistas en biomecánica acapararon minutos en televisión y en YouTube para explicar lo ocurrido, casi siempre con la misma conclusión: el peso y la fuerza que Williamson dirigió hacia su pie izquierdo equivalían a algo así como 250 kilos y el calzado no estaba preparado para ello. Se dijo que Zion nunca más usaría zapatillas de esa marca, y una vez drafteado en el primer lugar por New Orleans Pelicans las ofertas no tardaron en aparecer. Pero el jugador no fue rencoroso, o los 75.000.000 de dólares que le ofreció Jordan Brand, marca subsidiaria de Nike, por cinco años le alcanzaron para hacer las paces.

Zion Williamson jugará su tercera temporada en New Orleans Pelicans, la franquicia que lo eligió en el draft de 2019.
AFP


Zion Williamson jugará su tercera temporada en New Orleans Pelicans, la franquicia que lo eligió en el draft de 2019. (AFP /)

¿Por qué una marca pagaría el mejor contrato en la historia de los novatos a un jugador que de alguna forma afectó su imagen? Quizás alguien haya pronunciado esa máxima de que no hay mala publicidad, sino sólo publicidad. Y Williamson parece tener las condiciones necesarias para ser el primer integrante de la generación Z que forme parte de la realeza de la NBA. “Zion tuvo una temporada destacada, y no brilla porque juega en un equipo muy joven que todavía está en formación, al que le faltan piezas”, dice Gerardo Barberán Aquino, periodista que cubrió los dos Partidos de las Estrellas que protagonizó el ala-pivote para NBA Latam. “Estuvo en un segundo plano todavía porque LeBron James, con 36 años, sigue haciendo cosas increíbles. Porque están también Stephen Curry y, sobre todo, Nikola Jokic. Detrás de esas figuras está Zion, que va a ser indetenible, como lo fueron Shaquille O’Neal y Kareem Abdul-Jabbar”, profundiza el especialista.

Las zapatillas de un superhéroe

Zion tiene apenas 20 años, pero ya empieza a cumplir aquello que prometió. Quizás por eso Jordan no sólo le dio todos esos millones, sino también la posibilidad de incorporarlo a un negocio que le reporta más dólares que su contrato como jugador: el de las zapatillas. En mayo fue lanzado el modelo Zion 1, del que se espera que domine el mercado del calzado de básquetbol como supo hacerlo el histórico Jordan 1. ¿Y cómo se diseña una zapatilla para alguien que, literalmente, puede reventarla?

El armado especial de las zapatillas de Zion Williamson, dados su peso y su movilidad.
Behance


El armado especial de las zapatillas de Zion Williamson, dados su peso y su movilidad. (Behance/)

“Hubo mucha investigación y testeo, y abordamos la construcción de esta zapatilla de una manera nueva, diferente a las que encaramos con cualquier otro atleta con el que trabajamos en el pasado. Queríamos asegurarnos de que pudiera hacer frente a las necesidades de un jugador como Zion, y mantenerlo ligero y rápido”, dice para LA NACION Jarrett Mann, director de producto de Jordan Brand. “Somos conscientes de lo que pasó, y quisimos tener en cuenta el estilo de juego de Zion y construir el mejor producto para él. Pretendemos que no utilice otro calzado que el que es especialmente diseñado para él, porque él se mueve de forma diferente”, agrega.

Nikola Jokic: de la infancia oscura por la guerra de los Balcanes, la adicción a una gaseosa y la dieta para bajar 18 kilos, a MVP de la NBA

Se invirtió en la marca distintiva de Williamson porque un producto no sólo tiene que ser bueno: también debe ser lindo. Y en este caso, permitir que los aficionados y los atletas se conecten con el basquetbolista y su historia. “Sabíamos que el aspecto de una zapatilla para Zion era el de la armadura de un superhéroe”, escribió Vianney de Montgolfier, el diseñador. Y todo, desde la lengüeta hasta una suela llena de tecnología capaz de hacer volar a Williamon, fue pensado en esa línea. “Cuando pensamos en un icono o un símbolo que hablara de las virtudes del calzado, la Z era perfecta. Es la letra de la velocidad, tiene una estructura poderosa y probablemente sea la más distinguible del alfabeto”, explica.

La historia de los superhéroes muchas veces comienza con un hecho negativo. Y Zion –que tiene 20 años, un nombre sagrado y no usa capa– se propone integrar ese selecto grupo de humanos que parecen volar mientras anotan puntos, enloquecen a fanáticos y venden zapatillas. Falta cada vez menos para que este Zion sea el del primer resultado en Internet.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.