Zidane espera que el sábado no sea el último clásico de Messi

·2  min de lectura
Fútbol - Liga de Campeones - Cuartos de final - Partido de ida - Real Madrid vs Liverpool - Estadio Alfredo Di Stefano, Madrid, España - El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, durante el partido

MADRID, 9 abr (Reuters) - El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, espera que el Clásico del sábado entre su equipo y el Barcelona no sea la última vez que Lionel Messi juegue en el encuentro.

El contrato del capitán del Barça finaliza este verano y su futuro está en el aire, lo que ha hecho que se disparen las especulaciones en los medios sobre un fichaje por otro club tras el frustrado intentos del argentino de abandonar el equipo catalán el pasado verano.

El nuevo presidente, Joan Laporta, se ha comprometido a mantener al argentino en el club, pero hasta ahora no se ha producido ningún acuerdo.

"Que se quede Messi en el Barcelona, que está bien ahí. Y además es bueno para la Liga", dijo Zidane en una rueda de prensa.

"Sabemos quién es Messi. Puede no marcar pero jugamos contra el Barcelona. Son todos muy buenos. Vamos a intentar contrarrestar sus fuerzas, porque tienen muchas. Queremos un buen partido".

El capitán del Real, Sergio Ramos, es otro jugador cuyo contrato expira al final de la temporada, y Zidane reiteró su esperanza de que el jugador de 35 años no se haya enfrentado al Barça por última vez.

"Ojalá que no (haya sido el último Clásico de Ramos). No va a jugar mañana, es una pena. Esperemos que se quede aquí", dijo el técnico francés.

Zidane tampoco podrá contar con Raphael Varane, que sigue aislado tras dar positivo en un test de COVID-19, pero Dani Carvajal y Eden Hazard han vuelto a los entrenamientos.

El Real es actualmente tercero en la Liga, a tres puntos del líder, el Atlético, y a dos del Barça, segundo.

Una derrota les complicaría mucho la defensa del título. Sin embargo, Zidane insistió en que no piensan más que en la victoria.

(Información de Joseph Walker, editado por Christian Radnedge, traducido por Tomás Cobos)