"El Zapata" triunfa en grande

El Universal

Luis Ramón Carazo

CIUDAD DE MÉXICO, enero 13 (EL UNIVERSAL).- El cuarto de la tarde —de la ganadería de Pozo Hondo— de nombre "Gitano", en memoria de un toro inmortal de la ganadería de Torrecilla lidiado en 1945 por Manolete, fue como los tres primeros: Un poco tardo, positivamente noble y de embestida cadenciosa, que permitió la interpretación del toreo variado e imaginativo en los tres tercios de Uriel Moreno "El Zapata".

Como además realizó con gran determinación la suerte suprema, el juez de plaza —Enrique Braun— le otorgó dos trofeos, que se suman al otro que merecidamente obtuvo del primero. Así, al finalizar la corrida, se fue en hombros de los aficionados y se coloca como candidato a integrarse a los carteles que, a partir del próximo domingo y hasta el 16 de febrero, se presentarán en La México.

Jerónimo, con el segundo de la tarde, logró momentos de gran sentimiento interpretativo en la muleta y, a pesar de lo defectuoso de la ejecución de la suerte suprema, logró un trofeo.

Mismo que seguramente perdió Antonio Mendoza, quien con la suerte suprema no pudo alcanzar las cuotas de alto voltaje que su toreo, de pies muy firmes en la arena, posibilitaron con la muleta.

Se conjugaron, pues, tres interpretaciones con un encierro de gran calidad de Pozo Hondo, que nos permitieron a los aficionados salir con la sonrisa de ser testigos de una tarde en la que brilló el toreo mexicano, en diferentes estilos y matices.

Qué leer a continuación