Zaldívar nunca pensó en el retiro tras su lesión

·1  min de lectura

GUADALAJARA, Jal., abril 7 (EL UNIVERSAL).- La lesión que sufrió hace siete meses en una rodilla, la cual le llevó hasta el quirófano, dejó con tristeza a Édgar Zaldívar, mediocampista del Atlas, quien veía cómo el buen momento por el que atravesaba, se veía interrumpido.

Sin embargo, nunca pasó por su mente hacerse a un lado del sueño de seguir defendiendo la playera de los Zorros a nivel profesional.

"La verdad que no, te lo puedo decir abiertamente. Nunca pasó eso por mi cabeza, era más el estar triste por no poder estar haciendo lo que me gusta pero cuando te haces a la idea sabes que vas a volver, yo lo sabía porque mucho me ha costado y a todos el llegar aquí como para una lesión fuerte y hasta aquí, la verdad que no. Llegan generaciones con talento pero uno lucha por su sueño por volver a estar donde llegó y eso no va a cambiar nunca", dijo el volante atlista.

Para el partido del pasado sábado, "Gary" Zaldívar recibió la gran noticia de que por fin y luego de concluir de buena manera su rehabilitación, iría a la banca ante Xolos de Tijuana, y aunque no sumó minutos, se dijo feliz por haber cumplido el objetivo de recuperarse de buena forma.

"El simple hecho de estar convocado en la banca es una ganancia, estoy muy agradecido con Dios, con mi cuerpo, mi trabajo que me respondió como quería, es una sensación de dolor en la panza por estar en la cancha, más porque estaba la gente. Lo más difícil fue estar afuera, me gusta mucho entrenar y estar tanto tiempo fuera me dolió, me tenía inquieto pero el tiempo vuela y ya estamos listos de vuelta", apuntó.