Youtube la convirtió en Superwoman y ahora es una estrella millonaria

Yahoo Finanzas
Lilly Singh en la gala del Metropolitan Museum of Art's Costume Institute, en Nueva York, el 6 de mayo de 2019. Foto: Charles Sykes/Invision/AP.
Lilly Singh en la gala del Metropolitan Museum of Art's Costume Institute, en Nueva York, el 6 de mayo de 2019. Foto: Charles Sykes/Invision/AP.

Hace justamente un año salía a la luz la noticia de que Lilly Singh, una de las youtubers e influencers más reconocidas de los últimos años, tendría su propio programa de televisión en la cadena NBC.

Se hacía así realidad el sueño de esta canadiense de origen indio, con un programa titulado “A Little Late with Lilly Singh”, que combinaría entrevistas en el plató y sketches de comedia previamente grabados.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Pero, ¿cómo se ha producido el ascenso de esta joven millennial conocida como Superwoman, cuyo canal de YouTube cuenta con casi 15 millones de suscriptores?

Según un reporte de Business Insider, la figura de esta hija de inmigrantes de la India brotó de la nada en el año 2013.

Lilly Singh, minutos antes de la entrega de los Premios Grammy, el 26 de enero de 2020, en Los Angeles, California. Foto: David Crotty/Patrick McMullan via Getty.
Lilly Singh, minutos antes de la entrega de los Premios Grammy, el 26 de enero de 2020, en Los Angeles, California. Foto: David Crotty/Patrick McMullan via Getty.

Singh había nacido y crecido en Scarborough, una ciudad a las afueras de Toronto, Canadá, desde donde se hizo fanática del actor Dwayne “La Roca” Johnson, cuando este era todavía luchador profesional. Tanta era su pasión que en una ocasión se disfrazó de “La Roca” para un espectáculo organizado en su escuela.

También tenía un poster suyo de tamaño natural en su habitación y se despertaba a las 5 de la madrugada para ver las peleas que había grabado.

Ya por aquella época no dejaba de montar sketches y coreografías de hip-hop para su hermana y sus amigos.

“Todos los demás niños en la escuela querían ser médicos, ingenieros, científicos, y mis padres decían: 'Oh, por supuesto, nuestra hija quiere ser rapera’”, narró Tina, la hermana de Singh, en una entrevista divulgada en 2017.

En 2010, la joven se graduó de la New York University, regresó a la casa de sus padres en Markham y consiguió un trabajo en una agencia de cobros. Odiaba aquel ambiente.

“No tenía metas. No tenía ganas de comer”, admitió en una entrevista con la revista People. “Me dije: ‘Tienes una opción: seguir sintiéndote de esta manera o hacer algo para cambiar tu vida’”.

Fue entonces que descubrió que creadores de contenido como Jenna Marbles que estaban ganando seguidores en YouTube simplemente por ser ellos mismos. Ahí hizo su primer video con el apodo de "Superwoman". Tenía 22 años.

Poco después un video suyo que abordaba de manera satírica la cultura india obtuvo más de 10,000 vistas en un día. A partir de entonces, invirtió más tiempo y dinero en tomarse en serio lo de vivir para y gracias a YouTube. Ese fue el punto de partida para sus sketches cómicos con personajes exagerados y alter-egos, parodiando a hombres, a sus padres y a sus familiares.

"Como una niña morena, no creo que la gente espere que diga las cosas que digo", dijo Singh al Globe and Mail. "Y cuando lo hago, son como 'Oh, Dios mío, yo también me siento así, simplemente nunca lo he dicho'".

Al cierre de ese mismo 2013, Singh ya alcanzaría el millón de suscriptores.

Dos años después abandonaba Toronto y se instalaba en Los Ángeles. “He logrado mucho aquí”, admitió en uno de sus videos. “Pero sé que va a requerir que me vaya para progresar en mi carrera y seguir mis sueños”.

Desde entonces su figura no ha hecho más que crecer y sus ingresos que aumentar. Tras una gira mundial, firmas de contratos de libros y la actuación en una película producida por en el servicio de transmisión YouTube Red, la youtuber había recaudado miles de dólares.

Su declaración financiera sobre el año 2017 hablaba de 10,5 millones de dólares en ganancias; su nombre aparecía por primera vez entre los diez primeros en la lista de Forbes de las estrellas de YouTube con los mayores ingresos.

Pero para 2018 se hacía necesario tomar un descanso. “He estado haciendo YouTube constantemente durante ocho años”, dijo. “Estoy agotada mental, física, emocional y espiritualmente”.

Pero el descanso duró poco. En febrero de 2019 reconocía en Twitter su condición de bisexual, lo que le hizo ganar notoriedad de grupos sociales que se sintieron apoyados y orgullosos de tenerla cerca.

Y llegó marzo de 2019, cuando la NBC anunció que Singh se haría cargo del horario nocturno del canal. Desde entonces es la única mujer presentadora en un espacio de ese tipo, además de ser un referente para las minorías sexuales y un ejemplo de emprendimiento.

Artículos relacionados:


Qué leer a continuación