El WorldSBK toma una idea del MotoGP

Lorenza D'Adderio
·2  min de lectura

El mundial de las motos derivadas de serie se encuentra en su habitual periodo de descanso invernal. A pesar de que la temporada no arrancará en febrero como de costumbre y habrá que esperar hasta abril debido a la pandemia, el trabajo no se detiene.

La Federación Internacional de Motociclismo (FIM), el organizador del campeonato (Dorna) y los representantes de los equipos se reunieron telemáticamente para discutir cambios en el reglamento que se introducirán a partir de la temporada 2021.

Lo que más llama la atención es la introducción de la long lap penalty, que lleva en MotoGP desde hace dos temporadas. El éxito demostrado en la categoría reina ha llevado a la FIM y a Dorna a incorporarla al WorldSBK. Sin embargo, aún no es seguro que se utilice en todos los circuitos, ya que dependerá del diseño de la pista. De hecho, en cada ronda un inspector de la Federación decidirá dónde incluirlo y si hacerlo.

También lee:

Gresini quiere las Honda satélite de LCR para 2022 Rea decepcionado de no haber tenido una oportunidad en MotoGP El récord de ganadores inéditos que dejó MotoGP 2020

También se endurece el reglamento con bandera amarilla. Cuando se señalice una zona de peligro, tendrán que reducir la velocidad por seguridad de los pilotos y los comisarios que trabajan en la pista.

Nadie podrá mejorar su tiempo bajo bandera amarilla, ya que además de disminuir el ritmo, en todas las sesiones a los pilotos que pasen por una zona con bandera amarilla se les cancelará el tiempo de esa vuelta.

A partir de 2023, también se instalarán paneles LED para notificar las comunicaciones que actualmente se señalan con doble bandera, como en caso de cambio de agarre o la presencia de lluvia.

También se ha establecido la presencia del helicóptero en el circuito, que deberá estar presente en todo momento salvo cuando haya un hospital cercano reconocido por la FIM para tratar a los pilotos lesionados en 20 minutos o menos por carretera desde el circuito si cuentan con vehículos adecuados de tipo B.

Durante la reunión, también se trató la cuestión de los depósitos de garantía para las apelaciones. Hasta ahora era posible presentar una carta de garantía, pero a partir de 2021 se exigirá un depósito que se devolverá si el recurso prospera.

Por último, en cuanto a lo que veremos en la pista, se han revisado las restricciones de los test para aclarar qué tipo de motos están permitidas para entrenar, evitando que los pilotos se familiaricen con las monturas de las carreras fuera de los ensayos oficiales. Lo que no cambia es el programa de los fines de semana salvo en Supersport300, cuya clasificación pasará de dos grupos a uno.