Wimbledon, con público reducido y sin “The Queue”, la tradicional fila para conseguir entradas

·3  min de lectura
Wimbledon.
afp

Wimbledon, el certamen de tenis más prestigioso del mundo, fue el único Grand Slam que no se disputó la temporada pasada durante el brote de Covid-19. Se trató de la primera cancelación del torneo sobre césped londinense desde la Segunda Guerra Mundial y también generó impacto al conocerse que estaba protegido con un seguro contra pandemias, por el cual recibirá un ingreso de 174 millones de libras (unos US$ 229.500.000). Este año, programado del 28 de junio al 11 de julio, y sin el respaldo del seguro, Wimbledon tiene la intención de realizarse, aunque con distintos protocolos.

Padre por primera vez y campeón en Acapulco: la intensa semana del alemán Alexander Zverev

A partir de la hoja de ruta realizada por el gobierno de Reino Unido y de evaluar distintas acciones operativas, las autoridades del All England Lawn Tennis & Croquet Club, la casa de Wimbledon, anunciaron que el certamen se realizará con público reducido. “Nuestra aspiración sigue siendo organizar los mejores Campeonatos posibles en el contexto de la situación de la salud pública este verano, siendo la salud y la seguridad de nuestros huéspedes, el personal, los competidores y la comunidad nuestra máxima prioridad”, comunicaron. Y ampliaron: “Recibiremos un número reducido de espectadores dentro de los terrenos. Sin embargo, estamos dando todos los pasos para mantenernos lo más flexibles posible para asegurarnos de poder reaccionar ante circunstancias cambiantes que puedan permitir un aumento o una disminución de la asistencia, tanto antes como durante la quincena de Wimbledon”.

Wimbledon
AELTC/Bob Martin


Tras una temporada sin acción por el Covid-19, en la que se benefició por un impactante seguro contra pandemias, Wimbledon se disputará desde el 28 de junio. (AELTC/Bob Martin/)

“Dada la probabilidad de que continúen los requisitos de distanciamiento social y teniendo en cuenta la salud y la seguridad de todo el público”, continuaron las autoridades del certamen británico, “no habrá cola ni reventa de entradas este año. Tanto la cola como la reventa de boletos siguen siendo tradiciones muy queridas e importantes de Wimbledon, y esperamos su regreso en 2022”.

Wimbledon es el torneo de tenis que más tradiciones sostiene. El blanco en la vestimenta de los jugadores, las frutillas con crema y el descanso obligatorio del Middle Sunday son los ejemplos más populares. También, claro, “The Queue”, una fila que les permite a los fanáticos conseguir entradas para los partidos durante cada jornada. Esta pintoresca rutina, en la que los fanáticos acampan en los terrenos contiguos al club en un clima festivo, es la que no se podrá observar esta temporada. La ausencia de la cola, los tickets públicos estarán disponibles online.

La cola y las carpas de "The Queue", en una zona contigua al All England
La cola y las carpas de "The Queue", en una zona contigua al All England


La cola y las carpas de Wimbledon, en el tradicional "The Queue", que esta temporada no se realizará por las restricciones sanitarias.

Otra medida de control para tratar de “crear un entorno de riesgo minimizado” para los protagonistas es la disposición obligatoria de hoteles oficiales para todos los jugadores, sus equipos y oficiales del certamen. El All England está ubicado en un barrio tranquilo del suroeste de Londres, distante del centro, y los jugadores suelen romper la rutina hotelera alquilando casas en la zona. Pero esta vez, aquellos que quieran participar del torneo, deberán alojarse en hoteles.

Efecto pandemia: más gente se volcó al tenis y al golf y el desafío es retenerla

Wimbledon también comunicó que el proyecto para la ampliación del predio, con la compra del campo de golf anexo, se retrasó y que como consecuencia la clasificación no se podrá disputar allí hasta 2028 (la acción continuará, como es habitual, en Roehampton).