Werthein quiere suspender todo hasta abril y pronostica que pasará con los Juegos Olímpicos

Carlos Delfino
lanacion.com

Gerardo Werthein, el presidente del Comité Olímpico Argentino.

"La prioridad es la salud y estamos de acuerdo en suspender todo por lo que queda de marzo, por el riesgo que existe". Lo dijo Gerardo Werthein, el presidente del Comité Olímpico Argentino (COA) desde 2009 y miembro del Comité Olímpico Internacional (COI) desde 2011. Después de los últimos anuncios por la propagación del coronavirus, la atención deportiva está puesta en lo que sucederá con la actividad de los atletas, muy especialmente camino a los Juegos Olímpicos Tokio 2020, para los cuales ya están clasificados 141 deportistas nacionales.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

"Ellos conocen la situación y están muy enfocados en el entrenamiento, que tiene que seguir siendo a full hasta la competición. Los demás, entre dirigentes y cuerpos técnicos, estamos trabajando en la concientización. Sabemos que los Juegos van a desarrollarse en la fecha programada [24 de julio al 9 de agosto] y que Japón está tomando todas las medidas necesarias para lo fundamental: que sean Juegos seguros", sostuvo Werthein ante la nacion.

Mientras tanto, algunos pasos previos se concretan y otros, son evaluados día por día, según la evolución de la pandemia. "En Grecia, en el encendido de la llama olímpica, hoy [por ayer] no hubo público, y en nuestro caso, por ejemplo, ya suspendimos el Preolímpico de boxeo, que involucraba a más de 350 personas que tenían que viajar", explicó. "El Comité Olímpico Internacional entendió la situación, mostró un grado absoluto de comprensión y estuvo de acuerdo. El trabajo es conjunto", amplió.

En cambio, desde Madrid no han dado de baja aún el Preolímpico femenino de handball, que está previsto para el 20, el 21 y el 22 de este mes. "Entre viernes [por hoy] y sábado se deberá resolver si las chicas viajan. Ya cambiamos los pasajes para el lunes a la espera de una decisión de los organizadores, pero nosotros hicimos un pedido de que se suspenda, por cómo está la situación en España", añadió. En esa sede, una de las tres del torneo (las otras serán Hungría y Montenegro), además del seleccionado local y el de la Argentina, están involucrados los equipos de Senegal y Suecia.

"Hay que actuar con la responsabilidad que requiere el tema y lo que depara el día por día. Tenemos el caso de la Peque [Paula] Pareto, que viajó a Rusia, y cuando estaba allá, la Federación Internacional de Judo canceló todas las competencias. Tiene que volver sin haber competido en el Grand Slam de Ekaterimburgo", ejemplificó Werthein. El período de clasificación olímpica de esa especialidad se extendió hasta el 30 de junio y ella, recientemente operada de las cervicales, no corre el riesgo de quedar fuera, porque sumó puntos suficientes antes de pasar por el quirófano.

"Lo ideal es que se definan los cupos en las competencias previas, pero si no sucede, hay otros mecanismos para determinar los ingresos, como los rankings. De todos modos, el coronavirus está migrando, desplazándose hacia el Oeste, y no tenemos certezas de si habrá tiempo suficiente para reprogramar todo", advirtió Werthein. Hay pruebas suspendidas en la Argentina: la Copa del Mundo de Espada, que se iba a disputar en Buenos Aires, y el Sudamericano de Natación. La primera, una de las múltiples etapas del circuito anual (no tiene que ver con el Mundial), estaba programada para la semana que viene, y el Sudamericano iba a tener lugar en la pileta del Parque Roca del 25 al 29 de este mes.

En tanto, en el Cenard las medidas van más allá del coronavirus. Subrayó Werthein: "No hay un caudal de deportistas tan numeroso que vaya en simultáneo. Eso nos ayuda, porque no hay aglomeraciones. Pero de todos modos estamos teniendo entrenamientos por turnos. Temprano van las Leonas, luego siguen los Leones... Y tenemos presente que hay un brote de dengue, por lo que también estamos ocupados en eso".

Qué leer a continuación