Vuelve el fútbol: las 7 perlitas de la Copa de la Liga, un torneo que promete ser mejor que el anterior

Ariel Ruya
·5  min de lectura

La Copa de la Liga Profesional 2020 empezó de una manera absurda: con Diego Maradona visiblemente deteriorado sobre el campo de juego, el día de su cumpleaños número 60. Mientras el 10 se iba para su casa, Gimnasia se impuso sobre Patronato por 3 a 0. El torneo fue rebautizada desde el 25 de noviembre pasado como Copa Diego Armando Maradona, suerte de homenaje al mito nacional. El título se lo llevó Boca, el 17 de enero, luego de superar por 5 a 3 a Banfield en los penales, sellado el 1-1 en los 90 minutos. Fue una competencia errática, forzada, con detalles sin resolver cuando se puso en marcha, luego de una extensa inactividad por la pandemia que sigue provocando el coronavirus.

Sin promedios, sin descensos, sólo sostenido por la emoción del súper que se jugó el 2 de enero, el electrizante 2-2 jugado en la Bombonera, con goles de Ramón Ábila, Sebastián Villa, Rafael Santos Borré y Federico Girotti.

El Ruso Heguy y un mensaje muy especial "a quienes le salvaron la vida a Pedrito": los médicos de La Pampa

El súper, lo mejor del torneo pasado

Los equipos poderosos -y los no tanto- se inclinaron por la Copa Libertadores y por la Copa Sudamericana y en buena parte del recorrido exhibieron sobre el campo de juego intérpretes de segundo orden, suplentes con cartel. Ese fue el caso de Boca: con un equipo alternativo -repletos de figuras, como Wanchope Ábila, Zárate y tantos otros- le alcanzó para instalarse en la definción. Y si bien los torneos internacionales son la obsesión de nuestro medio -por prestigio y por dinero-, la Copa de la Liga 2021, que empieza este viernes, representa un desafío superador.

El certamen tendrá 26 equipos: los 24 del torneo anterior, a los que se sumaron Sarmiento y Platense, los dos equipos ascendidos. El ganador clasificará directamente a la Copa Libertadores 2022.

¿Cómo se juega?

Los equipos fueron divididos en dos zonas de 13 integrantes; se jugará una ronda con el sistema de todos contra todos, con un interzonal en todas las fechas. Los cuatro primeros de cada grupo se clasificarán a la etapa final. A partir de allí, serán partidos a todo o nada. Cuartos de final, semifinales y la final, en cancha neutral. En las dos primeras instancias, si hay empate, se definirá por penales. En la final, habrá un tiempo suplementario.

Los grupos

En la Zona A, están River, Racing, San Lorenzo, Aldosivi, Argentinos, Arsenal, Banfield, Central Córdoba, Colón, Estudiantes, Godoy Cruz, Platense y Rosario Central. En la Zona B: Boca, Independiente, Huracán, Atlético Tucumán, Defensa y Justicia, Gimnasia, Lanús, Newell's, Patronato, Sarmiento, Talleres, Unión y Vélez.

¿Por qué se estima que puede ser una competencia más atractiva que la anterior? Un breve repaso de las 7 perlitas que van a influir en la acción, que comenzará este viernes, con tres partidos, a las 19.15, Banfield-Racing y a las 21.30, Central Córdoba-Colón y Unión-Atlético Tucumán.

Con lo mejor. Como la Copa Libertadores comenzará el martes 23 de febrero, con la disputa de los primeros encuentros de la etapa preliminar, y la zona de grupos, que arrancará la semana del 21 de abril, los equipos le pondrán atención exclusiva a la copa nacional. Boca consiguió los dos últimos torneos domésticos y River no logró títulos locales-si no se toma en cuenta la Copa Argentina- con Marcelo Gallardo como entrenador.

Peligro a futuro. Se mantiene la desprolijidad de que no haya descensos -de hecho, habrá dos equipos más que en la anterior edición-, pero al menos volverán a contabilizarse los promedios para los próximos campeonatos. Sin contar a Platense y Sarmiento, los últimos invitados a la fiesta de primera, los peores promedios son: Godoy Cruz, 0,750, Colón, 0,875, Huracán y Aldosivi, 0,916.

Los clásicos. En todas las fechas, habrá clásicos interzonales. El de la primera fecha fue postergado, porque los dos ascendidos se tomarán un descanso. El primer gran clásico será San Lorenzo-Huracán en la fecha 4, el 7 de marzo, en el Nuevo Gasómetro. El superclásico se disputará en la jornada siguiente, en la Bombonera, el 14 de marzo. Y el duelo de Avellaneda se jugará en la fecha 9, el 11 de abril, en el Cilindro.

Vuelve un duelo histórico. El regreso de Platense luego de 22 años provoca algo más que nostalgia: será el reencuentro de un viejo clásico, el que sostiene con Argentinos. Si bien el club de la Paternal es múltiple campeón y una referencia mundial por su semillero, el historial del clásico lo lleva adelante Platense. Una diferencia de siete encuentros (27 a 20), es el pequeño gran orgullo del Calamar.

Bayern Munich campeón: el récord que igualó y cómo quedaron Boca, River e Independiente en la tabla de los más ganadores del mundo

Tres grandes cambian. Si bien siempre hay modificaciones en los planteles, en este caso, tres de los poderosos cambian la conducción. Y los tres, tendrán una fisonomía menos audaz, una moda sugestiva que se presenta en sociedad. Julio Falcioni hará un Independiene más conservador, Juan Antonio Pizzi no será todo lo aduaz que era Sebastián Becaccece en Racing y Diego Dabove, en San Lorenzo, frenará el vértigo que quiso -y no pudo consegir- Mariano Soso.

Las figuras. En la esencia, la mayoría de los planteles no tuvieron incorporaciones explosivas, con la excepción de Marcos Rojo en Boca. Se quedan casi todos: de Toto Salvio y Mauro Zárate en Boca hasta Enzo Pérez y Gonzalo Montiel en River. Y los mellizos Romero en San Lorenzo. Otras caras nuevas: Agustín Palavecino en River, Maximiliano Lovera y Tomás Chancalay en Racing, Juan Manuel Insaurralde en Independiente. Y Marco Ruben regresa a Rosario Central.

De Estudiantes a Boca: Marcos Rojo, la principal incorporación del mercado
Fuente: Archivo - Crédito: Prensa Boca

Pichones de cracks. El éxodo de algunas estrellas de nuestro medio en los últimos años, hizo que saltaran a la cancha promesas en casi todos los equipos. Lejos de los grandes (como Velasco de Independiente o Varela de Boca), hay potenciales figuras en otros conjuntos. Como Alan Marinelli, de 21 años, que hizo cinco goles en el último torneo para Rosario Central; hábil y rápido. Gastón González (19), un velocista de Unión parecido al primer Ángel Di María. Luca Orellano (20) un fuera de serie por el sector derecho de Vélez. Y Alex Vigo, de 21, un lateral de Colón que se asemeja al Negro Ibarra, cerca de pasar a River.