Vuelos, micros y devoluciones: las gestiones de River para que los hinchas viajen a la final en Lima

Juan Patricio Balbi Vignolo
lanacion.com

La primera final única de la Copa Libertadores empezó con varios reveses que la pusieron en jaque, al punto tal que, frente al conflicto político y social que atraviesa Santiago de Chile, la Conmebol se vio obligada a tener que cambiar la sede de la gran definición entre River y Flamengo. Pero, más allá de que la decisión de mudar el partido a Lima es lógica, el demorado cambio generó mucho malestar en los hinchas, que terminaron siendo los más perjudicados: muchos ya tenían abonados pasajes, alojamientos, autos y entradas, por lo que ahora se encuentran modificando sus planes para intentar estar el sábado 23 en Perú.

Así, la gran mayoría de los fanáticos todavía se encuentra en la disyuntiva de afrontar o dejar pasar el esperado viaje, que se volvió mucho más costoso y difícil de afrontar. Hay miles y variados casos: algunos ya tienen pasajes (comprados a precios elevados) con destino a Santiago de Chile; otros poseen vuelos a Mendoza y sacaron micros o alquilaron autos para hacer por ruta el tramo hasta la capital chilena; muchos ya han abonado los alojamientos en Santiago; otros compraron su entrada y tenían pensado hacer el recorrido en auto, pero lo que ahora no podrán viajar a Lima; y hasta existen los que tienen vuelos y hospedaje pagos, pero todavía no consiguieron su ticket.

Frente a esta situación, en el club de Núñez se iniciaron diferentes gestiones para intentar ayudar a los socios del club que se encuentran en una situación crítica. En primer lugar, para aquellos que ya tenían comprado su vuelo a Santiago de Chile, se acordó con la aerolínea LATAM la devolución del 100% del monto de los pasajes de los socios que finalmente no podrán estar en la final en Lima y se está negociando el mismo acuerdo con Aerolínas Argentinas, todavía sin confirmaciones.

En tanto, para los que tenían su pasaje a Santiago como destino final con LATAM y todavía quieren ir a Lima, también se acordó que puedan viajar abonando únicamente el diferencial de la tarifa por ese tramo entre Chile y Perú. En paralelo, ayer LATAM anunció que, para los hinchas que puedan comprobar que abonaron la entrada para el partido, se podrá solicitar la cancelación del total del precio del pasaje o el cambio hacia Lima sin costo, siempre sujeto a disponibilidad. Y, al mismo tiempo, la low cost sudamericana JetSMART también está devolviendo la totalidad de lo abonado a los fanáticos que realizan el reclamo.

Por otro lado, River todavía se mantienen las tratativas con las tres aerolíneas mencionadas con la intención de que aumenten al doble su frecuencia de vuelos para ofrecer mejor disponibilidad y precios y que, además, tengan también a disposición una serie de vuelos chárters con Lima como destino final. En cuanto a la capacidad hotelera, el club está trabajando con la Conmebol para que los socios puedan tener tarifas especiales para hospedarse en los diferentes hoteles de la ciudad.

Además, para aquellos socios que poseen entrada, el club se encuentra negociando con Vía Bariloche, compañía de micros, para que se pongan a disposición micros de 50 butacas que realicen el recorrido desde Buenos Aires a Lima. Por último, también se están haciendo gestiones para que River pueda alquilar entre dos y cuatro vuelos chárters de 174 pasajeros y ponerlos al costo a disposición de los socios que puedan acceder al mismo para viajar a Perú.

¿Qué ocurrirá con las entradas? Hace dos días, al definir la nueva sede, la Conmebol anunció la devolución del 100% del precio de las entradas a los hinchas que las hayan comprado, a través del mismo medio por el que se realizó la compra. En un comunicado a través de su sitio web, explicó que a los socios que adquirieron su ticket para el partido se les otorgará un nuevo código que les dará derecho de preferencia de compra por 72 horas. Una vez transcurrido el plazo, el código quedará invalidado y las entradas se pondrán a la venta para el público en general.

Más allá de las explicaciones de la Conmebol, todavía no hay precisiones sobre cuándo comenzará la nueva venta de entradas y los hinchas se encuentran a la expectativa de saber cómo podrán conseguir su lugar para estar en el Estadio Monumental de Lima. Un nuevo capítulo de tensión para una final única que tendrá su debut repleta de críticas y cuestionamientos y que le impidirá a la gran mayoría de los socios de River poder asistir.

Qué leer a continuación