El Atlético y Simeone, ante el barómetro del Metropolitano

Agencia EFE
EFE

Madrid, 26 ene (EFE).- El Atlético de Madrid y Diego Simeone reciben este domingo al Leganés mientras insisten en la Liga y se someten al barómetro de su afición en el estadio Wanda Metropolitano después de la debacle del pasado jueves en la Copa del Rey contra la Cultural Leonesa y de la agitación posterior ante tal batacazo.

"Venimos de dos derrotas difíciles y toda la crítica que puede aparecer justa. Creo absolutamente en mis futbolistas. Armamos una plantilla importante con futbolistas que seguramente responderán con los objetivos que nos hemos trazado", expuso Simeone en la víspera de un duelo transcendente desde todas las perspectivas posibles; desde la clasificación, el ánimo, la confianza, la credibilidad... Y más aún tras el tropiezo del Barcelona en Valencia (2-0).

Las dos derrotas seguidas del Atlético son el 2-0 en Eibar y, sobre todo, el desastre de León, con un 2-1 en contra ante un equipo de Segunda División B; un golpetazo de otra época, pero que también ha sucedido en un presente con muchas más dudas que certezas para el Atlético, que aún no ha conseguido ni la regularidad ni el nivel que se ajusta a la inversión del verano, al equipo y a sus aspiraciones.

Necesita mucho más. Una reacción. La primera ocasión, con el aliciente añadido de poder recortar tres puntos al Barcelona (de ocho a cinco, tras la derrota azulgrana en Valencia) surge este mediodía contra el Leganés, último, con 21 puntos menos que el Atlético, a cuyo once vuelven Jan Oblak, Álvaro Morata, Stefan Savic, Renan Lodi y Thomas Partey. Sólo el último jugó en León.

Con las bajas de Santiago Arias y Kieran Trippier, que finalmente no está recuperado de una pubalgia -tampoco ha entrado en la convocatoria final de 18 Koke Resurreccin-, Sime Vrsaljko irrumpe en el once titular del conjunto rojiblanco. Su último partido oficial, cuando estaba cedido en el Inter, data del 13 de enero de 2019, después de un año de recuperación de una lesión en la rodilla.

El Leganés, mientras le espera el Barcelona en la siguiente ronda de la Copa del Rey, aún no mira más allá del Atlético y de un objetivo que requiere más puntos: la permanencia. De momento, ha caído al fondo de la tabla por el empate el sábado del Espanyol con el Athletic Club (1-1). Sólo ha perdido uno de sus últimos ocho partidos oficiales: 0-3 contra el Getafe. id-cmg/ea

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación