La Voz Argentina: lágrimas, sorpresas y desilusiones en el regreso del certamen de talentos

·6  min de lectura
La Voz Argentina: lágrimas y sorpresas en el primer programa de la tercera temporada del exitoso concurso de talentos
La Voz Argentina: lágrimas y sorpresas en el primer programa de la tercera temporada del exitoso concurso de talentos

Minutos después de que se conociera al ganador de MasterChef Celebrity, llegó el momento de un gran regreso: el de La Voz Argentina. El exitoso concurso de talentos que cuenta con versiones en casi todo el planeta, ya contó con dos ediciones en el país, en 2012 y 2018. En esta ocasión, Marley volvió a ponerse al frente de la conducción y los históricos coaches, Soledad y Ricardo Montaner, le dieron la bienvenida a tres nuevos compañeros: Mau, Ricky y Lali Espósito.

En este primer programa, al igual que durante todo este primer mes al aire, el eje estuvo puesto en el elemento distintivo del formato: las audiciones a ciegas; la instancia en la que los postulantes cantan, pero los coaches no pueden verlos, a no ser que toque el botón rojo para incorporarlos a sus equipos.

El rating de la TV: la final de MasterChef Celebrity marcó un pico extraordinario

Todo comenzó con un clip que mostraba a participantes de todo el país, en sus pueblos y ciudades, intercalados con impresiones de los coaches sobre la importancia del concurso. Luego, sí, Marley dio por comenzada en el estudio esta nueva temporada.

El primero en probar suerte fue Alex Freidig, un trabajador molinero de Huanguelén, provincia de Buenos Aires. “Para mí es realmente un sueño”, expresó en su presentación. Luego, el muchacho de 29 años brindó una versión de “Rayando el sol”, de Maná y logró que los cuatro coaches giraran su butaca para verlo y competir, así, por tenerlo en sus equipos.

Tras escuchar los argumentos de los coaches queriéndolo convencer, y con sus padres a un costado del estudio esperando conocer su decisión, Alex anunció que formará parte del equipo de Soledad, quien minutos antes le había propuesto sacarse los gestos de Abel Pintos y encontrar su propio lenguaje corporal y su propio estilo.

Luego, llegó el turno de Sol Llovet, una barilochense de 24 años. “Canto desde los tres años. Mi papá era músico y empecé a cantar con él, pero él y mi hermanito murieron en un accidente cuando yo tenía 6 años. Me aferré a la música y cantar me salvó”, le contó a Marley en la previa de su show. Sol eligió brindar una versión del éxito “When We Were Young”, de Adele

Al igual que su antecesor, la participante logró que los cuatro coaches se la disputaran. Su madre, que se encontraba junto a Marley no pudo contener las lágrimas mientras ella contaba su historia. En su caso, la joven rionegrina se inclinó por Lali y recibió como regalo de su nueva mentora una campera de jean que la actriz y cantante obsequiará a todos los miembros de su equipo.

También desde el sur llegó Joaquín Rey, de 23 años. El joven oriundo de Ushuaia contó que vive en Buenos Aires y que su padre y su tía son cantantes de tango. “Quiero irme con la sensación de que lo que di fue algo lindo para la gente que me escuchó”, expresó antes de cantar “Tu amor”, el tema de Charly García y Pedro Aznar, acompañado por su guitarra. En su caso, no logró que ninguno girara su butaca. “Estuve nervioso y no salió como esperaba, pero tranqui”, expresó.

De Resistencia, Chaco, llegó luego Pilar Franzotti, una amante de la equitación de 24 años. Pilar es estudiante de psicología y enseña música en un taller recreativo. “Cantar me llena y me hace muy feliz. Estar acá es una locura”, expresó, antes de presentar su versión de “Brindis”, uno de los éxitos de Soledad.

En los segundos finales, Soledad y Ricardo Montaner giraron sus butacas. “Sentía que algo se iba destrabando hacia el estribillo. Ahí empezaste a ponerle más corazón. Gracias por haberla cantado”, expresó la intérprete original. “Fuiste creciendo”, coincidió su compañero. Luego de agradecer las devoluciones, Pilar sorprendió a todos eligiendo a Montaner.

Luego, las imágenes mostraron a Marley recorriendo La Plata y entrevistando a Luz Gaggi, otra de las aspirantes de la noche. “Yo soñaba ser bailarina, pero un accidente me impidió caminar por mucho tiempo. Eso me afectó porque no entendía la curiosidad de la gente. Y como no podía bailar, empecé a escuchar mucha música y empecé a estudiar canto. De a poquito fue creciendo”, le contó al conductor.

Luz, de 18 años, eligió también otro tema de Adele, “One and Only” y logró convencer a la familia Montaner a pleno. “Te vi disfrutando la canción. Ni caso nos hiciste a nosotros”, se sorprendió Ricardo. “Tu voz es una da las que más he amado en mi vida entera. No eres de este planeta”, agregó Ricky, y logró convencerla de integrar su equipo.

Tras la presentación de aspirante más joven de la noche, llegó el turno de recibir a Kamala Martínez. “Mi mamá es de la India y cuando era chica me fui a vivir allá. Ahora vivo acá y me encanta”, contó la joven de 24 años que, además, es bailarina. “Si se dan vuelta todos, creo que me iría con Lali. Me gustaría aprender de ella”, adelantó, antes de cantar “Di mi nombre”, de Rosalía. Sin embargo, no contó con esa posibilidad, porque ninguno de los cuatro giró su butaca.

A pedido de Mau y Ricky, Kamala cantó otra canción, “Solamente tú”, de Pablo Alborán. “Nos queda claro que elegís canciones fáciles”, ironizó Lali. “La canción anterior te ganó a vos. Tenés algo, una lágrima. Tenés una gran personalidad cuando cantás”, sumó Soledad.

El entrerriano de 19 años, Santiago Borda, fue el siguiente aspirante en probar suerte. “Estar acá es un sueño cumplido para mí, y lo más importante es contar con el acompañamiento de mi familia”, expresó el joven, que eligió para su presentación “Cien años”, de Abel Pintos. Todos, menos Soledad, giraron sus butacas para verlo y él festejó a los gritos y a los saltos.

“Me muero por tenerte. Tuve la piel de pollo todo el tiempo. Quiero que brilles como artista completo”, le propuso Lali. “Eres una estrella y amo de ti que tienes muy claro quién eres. Contagias tu alegría y tu actitud. Amo tu talento, quien eres y tu emoción”, expresó, a su vez, Ricky. Su padre, entonces, le hizo cantar un tema de Lali, otro de sus hijos y uno de él, y Santiago los sorprendió a todos haciéndolo. “Tengo una decisión tomada desde antes, me voy con Lali”, despejó las dudas el muchacho, al que todos catalogaron de “estrella”.

“Hice de vos en un acto del colegio”, le contó el participante a su coach y los dos improvisaron una coreografía de Esperanza mía.

“Me pasó algo cuando me di vuelta y te vi. En almas como la tuya yo me encuentro, en tu libertad, me veo. El objetivo del universo es hacer brillar gente con tu espíritu. Te agradezco de corazón que me hayas elegido”, le agradeció la actriz, al borde de las lágrimas.

La Voz Argentina: Marley y Lali Espósito adelantan los detalles de una temporada muy especial

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.