Volvió el dedo acusador de Mourinho

Yahoo Deportes International

Decía José Mourinho un día después del empate sin goles ante el Manchester City que sus jugadores habían recobrado la felicidad que habían perdido bajo el mando de Louis van Gaal.

Sustentaba su comentario el entrenador portugués afirmando que su Manchester United había pasado de no tener confianza ni convicción en épocas recientes a convertirse en un equipo de lucha y resistencia bajo su mando.

Sin embargo el domingo, tras el empate de local ante el antepenúltimo de la liga, el Swansea, Mourinho volvió a sacar el dedo acusador y dejó entrever que Chris Smalling, Phil Jones y Luke Shaw no se están esforzando al máximo para ayudar al equipo como el resto de sus compañeros.

José Mourinho ha criticado algunos jugadores por no hacer el máximo esfuerzo para recuperarse bien de sus lesiones.

“No sé acerca de las lesiones. Creo que lo de Luke Shaw debe ser una lesión muy seria, porque para dejar el campo a los 10 minutos espero una lesión muy grande”, dijo irónicamente Mourinho luego de que el lateral izquierdo abandonara la cancha al inicio del partido sin haber tenido ninguna jugada de contacto con algún jugador del Swansea.

“En este momento, no podemos caminar de la cama al sanitario sin rompernos una pierna”, añadió el ex entrenador del Chelsea, mostrando su descontento por las constantes lesiones que están sufriendo sus dirigidos en el tramo final del campeonato.

Compitiendo aun en Europa League, y sumado a los partidos de liga, los Diablos Rojos, solo en abril, han jugado un total de nueve partidos (siete de liga y dos Europa League). Es decir, un juego cada tres días, lo que ha resultado contraproducente para el plantel sobre todo por el nivelde intensidad en el cierre de la temporada.

“Hemos perdido jugadores y hemos perdido puntos. Fue un mal día. No es que luzcamos cansados y exhaustos, lo estamos”, dijo Mourinho. “No puedes separar el desempeño del contexto. El contexto es [que hemos jugado] nueve partidos en abril con una nómina de 22 que se ha reducido a 13 o 14 jugadores, con jugadores que están muy, muy, muy cansados”.

Zlatan Ibrahimovic sufrió una lesión de ligamentos en el partido de Europa League ante el Anderlecht. (AFP).

La lista de lesionados del United la conforman Zatan Ibrahimovic (ligamento – fuera el resto de la temporada), Paul Pogba (isquiotibial), Marcos Rojo (ligamento – fuera el resto de la temporada), Chris Smalling (rodilla), Phil Jones (dedo del pie), y a ellos se suman hoy Luke Shaw y Eric Bailly.

Sobre las lesiones de Smalling y Jones, Mourinho también lanzó una indirecta.

“Prefiero no hablar sobre Phil Jones y Chris Smalling. Prefiero hablar sobre Juan Mata dando todo para estar disponible. Estoy agradecido de ello”, dijo.

Mata había sufrido una lesión en la ingle a mediados de marzo y se esperaba que no jugara más en este torneo. Sin embargo, el español se ha logrado recuperar y en el partido del domingo ante el Swansea estuvo en el banco.

El jueves el United jugará la ida de las semifinales de la Europa League en Balaídos ante el Celta de Vigo, por lo que estas últimas lesiones llegan en un momento crucial de la temporada, más aun con el equipo todavía fuera de zona de clasificación para Champions League el próximo año.

Mourinho no espera que Jones y Smalling se recuperen para ese encuentro, pero sí está seguro de contar con Pogba.

“Daremos todo lo que tenemos el jueves. Eso es seguro. Vayamos o no a la final no importa, estoy contento con los muchachos”.

Es difícil descifrar el lenguaje de Mourinho, quien en una misma rueda de prensa puede hablar de lo “feliz” que es su equipo y al mismo tiempo desconfiar de la entrega y sacrificio de sus jugadores, poniendo en duda, incluso, algunas lesiones sufridas.

Seis partidos le restan al United de Mourinho para saber si la temporada fue buena o mala.

En camino está el Celta, un equipo aguerrido pero con una nómina muy inferior a la del United, que a pesar de las lesiones debería ser el clasificado a la final.

Y mientras los de Mourinho se juegan el prestigio en la Europa League, también se juegan el cupo a Champions con dos partidos trascendentales: las visitas al Arsenal y al Tottenham para intentar meterse entre los cuatro primeros.

El problema es que ganar esos partidos de liga no le garantiza nada al United si es que Liverpool y Manchester City no ceden puntos en las próximas fechas. Pero de perderlos, la temporada de liga habrá sido un desastre.