Volvió Sebastián Villa: cómo fue el regreso del colombiano a Boca tras casi 8 meses

Pablo Lisotto
·4  min de lectura

Hasta el domingo a la noche, Sebastián Villa había jugado su último encuentro con la camiseta de Boca ante Godoy Cruz, el 14 de marzo, por la luego anulada Copa Superliga. Entró por Agustín Obando y disputó los últimos 24 minutos. Esos casi 8 meses le pasaron factura en el primer tiempo ante Newell's, en Rosario, por la 2° fecha de la Copa de la Liga Profesional, donde se lo notó inconexo, alejado de las jugadas y enemistado con el balón.

Su segunda etapa se asemejó más al delantero que sorprendía con sus arranques y desbordes. Y aunque todavía le falte ritmo de competencia para recuperar su mejor nivel, lo concreto es que el colombiano volvió a jugar un partido oficial, el primero pospandemia, y Miguel Angel Russo apunta a que llegue en un muy buen nivel a los octavos de final de la Libertadores.

¿Cholo ofensivo? El cambio de estilo de Simeone en Atlético del que se habla en España

Según las estadísticas de Opta, Villa tocó 45 pelotas, dio 29 pases (con una precisión en las entregas del 69 %), remató 4 veces (dos de ellas en dirección al arco) y le cobraron una posición adelantada. Perdió 13 pelotas y recuperó 9, dos de ellas manteniendo la posesión del balón. Y le cometieron dos infracciones. Se movió por la izquierda en un esquema 4-2-3-1, en la línea de Salvio y Cardona, y se buscó bastante con Tevez, con quienes se entienden bien.

Pasaron solo 194 días desde la madrugada en la que Daniela Cortés denunció al delantero colombiano, su entonces novio, por violencia de género. Con una serie de fotos y videos en Instagram (que unos meses más tarde fueron borrados de esa red social), donde se la veía con la boca ensangrentada, la joven colombiana pidió ayuda. Y para el Mundo Boca fue un cimbronazo.

Desde entonces, y luego de que la denuncia se hiciera efectiva, el futbolista siguió entrenándose de manera no presencial como consecuencia de la cuarentena impuesta por la pandemia de coronavirus. Pero desde que la actividad oficial se reanudó, el extremo no había formado parte ni del equipo ni del banco de suplentes.

Tevez es la referencia de un Boca prometedor, pero al que todavía le quedan exámenes por rendir

Para los dirigentes y el Consejo de Fútbol siempre fue un tema complejo, delicado, aunque en las declaraciones hubo idas y vueltas: Desde aquel "Si es culpable, hay que curarlo" del presidente Jorge Amor Ameal al reciente "A todos nos han pasado alguna vez estas cosas" de Marcelo Delgado, pasando por el "en lo personal te podría decir otra cosa que seguramente difiera de la postura institucional, pero no corresponde", del vice Mario Pergolini y el "queremos que siga siendo la figura que tiene que ser. Pero hay que esperar que la Justicia determine" de Jorge Bermúdez.

Mientras Villa se destacaba en un par de amistosos en el predio de Ezeiza, los dirigentes dialogaron hace tres semanas con Cortés y con su abogado, Fernando Burlando. El objetivo fue averiguar qué opinaba ella ante el posible regreso de Villa a la actividad oficial.

Su muy buena predisposición a que él pueda jugar hasta que la Justicia se expida derivaron en esos intercambios conciliadores que se pudieron leer a fin de octubre en las historias de Instagram de ambos. El propio Burlando sostuvo: "Boca nos pide opinión y nos parece muy bien. Y en realidad esa particularidad de que él trabaje o no, a ella no le importa. En Daniela no veo rencor u odio, no veo una persona que quiera que le pase lo peor a Villa", dijo el abogado.

El misterio Dybala: quedó desafectado de la selección para que haga reposo, pero jugó en Juventus

Mientras tanto, desde el club instaron al futbolista a realizar un trabajo especial para modificar sus conductas. "Centraremos nuestro esfuerzo en la persona [.] bajo determinadas pautas y cuidados propuestos, como el trabajo de un equipo interdisciplinario que ya provocó mejoras en Sebastián y que lo seguirá acompañando en todo este proceso", detalla el comunicado que publicó Boca hace una semana en su página oficial.

El propio Russo opinó en una conferencia de prensa reciente: "Con el Consejo de Fútbol estamos encima del jugador pero a nivel humano, fuera de lo legal y de la Justicia, que es tema de abogados". Esa dirección era distinta al mensaje del presidente Ameal a comienzos de octubre: "Mientras no se resuelva su situación, no juega."

El inicio de la Copa Liga Profesional y la inminencia de los octavos de final de la Copa Libertadores fueron determinantes para acelerar los acontecimientos. Y el miércoles pasado se sumó uno más: la presencia de Villa en una prelista de convocados al seleccionado de Colombia, para la próxima doble fecha de Eliminatorias Sudamericanas, aunque finalmente no fue citado.