Vlhova le robó el protagonismo a Shiffrin y se llevó dos renos de Levi

Agencia EFE
·4  min de lectura

Madrid, 22 nov (EFE).- Regresó. Y vio. Pero esta vez no venció. La estadounidense Mikaela Shiffrin, gran dominadora del esquí alpino durante los últimos años, que retornó a la alta competición el sábado, 300 días después de su última carrera -que ganó- se tuvo que conformar este fin de semana con un segundo y un quinto puesto en los dos eslalon disputados en Levi (Finlandia), en los que repitió triunfo la eslovaca Petra Vlhova, líder de la Copa del Mundo del deporte rey invernal.

Vlhova, que había ganado el sábado por delante de Shiffrin -doble campeona olímpica, quíntuple oro mundial y triple ganadora de la Copa del Mundo- lo hizo de nuevo este domingo, esta vez por delante de la suiza Michelle Gisin, en una prueba en la que la austriaca Katharina Liensberger repitió la tercera plaza lograda 24 horas antes. En una estación situada 170 kilómetros al norte del círculo polar en la que la estadounidense había ganado cuatro veces -la última hace justo un año- y de la que la eslovaca salió con un tercer reno (obsequio con el que Levi agasaja a sus ganadoras) en propiedad.

Shiffrin -al igual que Vlhova, de 25 años- no firmó la pasada temporada su cuarto triunfo seguido en la general de la Copa del Mundo por la repentina muerte de su padre, Jeff, primero; y por las sucesivas cancelaciones de pruebas a causa del covid-19, después.

El pasado 26 de enero, dos días después de ganar el descenso, la súper-campeona de Vail (Colorado) se anotó el supergigante de Bansko (Bulgaria), elevando a 66 su nómina de victorias en la competición de la regularidad. Un registro que, a lo largo de todos los tiempos sólo superan el austriaco Marcel Hirscher -único que ha ganado ocho veces (seguidas) la general de la Copa del Mundo-, con 67; otra estadounidense, Lindsey Vonn (82); y el sueco Ingemar Stenmark, plusmarquista histórico, con 86.

Pero el 2 de febrero falleció de forma repentina su padre, al que estaba muy unida. Y, cuando, tras superar el shock, Shiffrin -una de las únicas siete esquiadoras que han ganado pruebas en todas y cada una de las disciplinas olímpicas (descenso, supergigante, gigante, eslalon y combinada)- decidió retornar a la competición, en marzo y en Are (Suecia), la pandemia obligó a cancelar esas pruebas y las de las finales de la competición, en Cortina d'Ampezzo (Italia). Circunstancia que aprovechó Federica Brignone para convertirse en la primera mujer italiana en ganar la Copa del Mundo, que su país no festejaba desde que la había ganado por última vez el irrepetible Alberto Tomba, en 1995.

Vlhova, la única que se atrevía a toserle en el eslalon a Shiffrin -a cuyas 43 victorias en esa disciplina sólo se acerca Stenmark, que ganó 40 y al que, antes de rebasarlo, 'Mika' igualó el año pasado, precisamente en Levi- tampoco desaprovechó su oportunidad. Y el curso pasado capturó la Bola de Cristal de la modalidad. Un trofeo que la estadounidense ha ganado en seis ocasiones.

Shiffrin también se perdió, por lesión de espalda y en octubre pasado, el gigante inaugural de Sölden (Austria), que Vlhova acabó en tercera posición. Y aunque puede que a la estadounidense aún le falte un 'punto' en su estado de forma, este fin de semana se dio de bruces con la realidad: Vlhova sumó este domingo su decimosexto triunfo en Copa del Mundo, el décimo en eslalon: disciplina en la que ha ganado las últimas cinco pruebas disputadas.

Los registros de la eslovaca están aún muy lejos de los de la norteamericana. Pero, de momento, Vlhova lidera la general con 260 puntos, 85 más que Gisin. Shiffrin, a la que nadie debe descartar, ya es tercera, con 125.

Vlhova abrió la competición este domingo y su crono sólo lo igualó, con el dorsal 5, en la primera manga Gisin, quinta el sábado; y que se alegró esta vez por ser segunda, a 31 centésimas de los 1:49.05 con los que triunfó la esquiadora de Liptovsky Mikulas.

La austriaca Katharina Liensberger -a medio segundo exacto- y la suiza Wendy Holdener -a 79 centésimas- repitieron la tercera y la cuarta plaza que habían logrado, respectivamente, el sábado.

Shiffrin se quedó a nueve décimas y mejoró en una centésima a la austriaca Franziska Gritsch, sexta este domingo, un puesto por delante de su compatriota Katharina Truppe.

Adrian R. Huber

(c) Agencia EFE