La viuda de Kobe Bryant, Vanessa, exige que se investigue y sancione a los policías que difundieron las fotos del accidente

LA NACION
lanacion.com

El dolor por la trágica muerte de Kobe Bryant, su hija Gigi, y otras siete personas, el 26 de enero de pasado, parece no tener fin. El fin de la semana pasada se conoció que la 33a. Comisaría de la ciudad de Los Ángeles recibió una queja formal por la divulgación de fotos del accidente de parte de agentes de policía de dicha delegación.

La historia fue dada a conocer por el diario Los Angeles Times, que reveló que un cantinero de la ciudad californiana hizo una denuncia por la indignación que le causó escuchar a un policía presumiendo de las fotos que había tomado del accidente de la muerte de Bryant para intentar seducir a un mujer.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

La respuesta de la familia Bryant no tardó en llegar: Gary Robb, el abogado de Vanessa Bryant, la viuda de Kobe, emitió un comunicado repudiando lo sucedido. "Nuestra cliente, Vanessa Bryant, está absolutamente devastada por las acusaciones de que los agentes de la Comisaría de Lost Hills Los Ángeles y el Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles difundieron públicamente fotos del lugar del accidente del helicóptero", dijo Robb en un comunicado el domingo temprano.

El abogado comentó que: "Vanessa fue personalmente a la estación de policía el día del accidente fatal y solicitó que el área fuera designada como zona de exclusión aérea y protegida de los fotógrafos. Esto era de vital importancia para ella, ya que deseaba proteger la dignidad de todas las víctimas y sus familias. En ese momento, el comisario Alex Villanueva nos aseguró que se tomarían todas las medidas para proteger la privacidad de las familias, y entendemos que ha trabajado duro para cumplir con esas solicitudes".

Exigimos que los responsables de estas supuestas acciones se enfrenten a la disciplina más severa posible, y que sus identidades salgan a la luz.Vanessa Bryant

"Los primeros en responder deberían ser confiables. Es inexcusable y deplorable que algunos agentes de la ley incumplan su deber. Esta es una violación indescriptible de la decencia humana, el respeto y los derechos de privacidad de las víctimas y sus familias. Exigimos que los responsables de estas supuestas acciones se enfrenten a la disciplina más severa posible, y que sus identidades salgan a la luz, para garantizar que las fotos no se divulguen más. Estamos solicitando una investigación de Asuntos Internos de estos presuntos incidentes", agrega el comunicado.

En el final, Vanessa agradece a la persona que presentó una queja "que expone estos actos de injusticia y por la opción de proteger la dignidad humana".

Qué leer a continuación