Y Vinícius le ganó la partida a Messi: ya es imprescindible en este Real Madrid

Yahoo Deportes

Vinícius se equivocó una y mil veces en el Clásico. Cuando no era un mal pase era una mala elección en la jugada. Y cuando no, era porque le había pegado mal a la pelota. Roza en ocasiones lo desesperante, y dan ganas a veces de tirar la toalla con él, pero la realidad es que el brasileño es, a día de hoy, imprescindible en el Real Madrid.

Si el Barça depende de Messi al 100%, el Madrid lo hace de Vinícius. La diferencia suena dura y brutal, pero en el duelo entre ambos de este domingo en el Bernabéu el gran vencedor fue el brasileño. Por ganas, por constancia, por fe en sus posibilidades. Cree en sí mismo como nadie y lo transmite durante todo el partido, por muchos errores que cometa, por muchos goles cantados que falle.

Vinicius y Messi en el Clásico (REUTERS/Juan Medina).
Vinicius y Messi en el Clásico (REUTERS/Juan Medina).

Es fácil reírse del joven brasileño. Sus errores de cara al gol son tan garrafales que es fácil hacer memes con él, que salgan las redes a mofarse de cada vez que no marca cuando lo tiene todo a su favor. Y, sin embargo, sin él el Madrid no estaría vivo en la Liga, no sería líder por delante del Barça.

Vinícius no es Messi ni se pretende que lo sea. Pero su fútbol es tan importante en este Madrid plano y poco vertical que supone un soplo de aire fresco, una opción a la que asirse cuando no hay ideas. Si el Madrid está atascado, vuelca el balón a la izquierda y siempre pasa algo, acabe bien o no. Porque no solo hablamos del Clásico ante el Barça, también ante el City en la Champions. Le da igual el partido, siempre da la cara.

Un jugador que genera tanto es importantísimo. Depender de él no era el plan A y es posible que a la larga sea demasiado arriesgado, pero es lo que hay ahora mismo. Sin Hazard, con Bale en un desastroso estado de forma, con Benzema atascado y Jovic marginado, toca agarrarse al alocado jugador brasileño. Mueve el árbol y le ha ganado un duelo directo a Messi. ¿Qué más se le puede pedir?

Otras historias que te pueden interesar:

Qué leer a continuación