Vinicius empieza a espantar a sus fantasmas

Yahoo Deportes
Jeroen Meuwsen,/Soccrates/Getty Images
Jeroen Meuwsen,/Soccrates/Getty Images

El Real Madrid no tuvo piedad contra el Zaragoza en los octavos de final de una Copa del Rey revitalizada, que tiene en el partido único de estas primeras rondas un factor sorpresa de lo más interesante. Los blancos han decidido tomarse esta competición en serio y en La Romareda Zinedine Zidane puso un once inicial en liza que perfectamente podría haber disputado cualquier jornada de Champions League esta temporada.

Entre todos los jugadores que saltaron al campo, tal vez el más destacado acabara siendo Vinicius Jr. El siempre cuestionado extremo brasileño enamora tanto con su electricidad y sus regates, como desespera con su falta de puntería, pero en La Romareda se gustó y además marcó un golazo.

La calidad del chico es incuestionable, no tanto así su capacidad de asimilar su situación en el equipo o la seriedad necesaria para ser una estrella antes de creerse tal. Desde su llegada se ha apreciado un desparpajo que atrae mucho al aficionado, porque con 19 años Vinicius tiene todavía mucho que aprender, pero la personalidad él la trae de fábrica. A la vez, se le han reconocido gestos típicos de jugadores consagrados que no han sido tan bienvenidos por el respetable, y por ahí ha empezado a recibir sus primeras críticas.

Jeroen Meuwsen,/Soccrates/Getty Images
Jeroen Meuwsen,/Soccrates/Getty Images

De cualquier manera, la tumba que Vini se ha cavado en este año completo que recién cumple en el primer equipo tiene muchísimo que ver con su falta de gol.

Ya sea por exceso de aceleración o por falta de pausa en los metros finales, lo cierto es que los fallos de cara al marco contrario del brasileño preocupan y mucho en el club. Sobre todo porque con sus condiciones y su arrojo en el césped Vinicius es capaz de generarse muchas ocasiones, que luego marra de manera constante, lo que acaba desesperando a todo aquel que se sienta a ver un partido del Real Madrid.

A su edad no debe ser algo extraño ponerse nervioso ante la responsabilidad que se ha impuesto a Vinicius. Él mismo se ha comparado con Raheem Sterling, que a su edad era criticado por el mismo motivo en el Liverpool. Pero estar en el Real Madrid y haber llegado a cambio de 45 millones es una losa que no permite un gran periodo de adaptación.

En el ex del Flamengo muchos quisieron ver al nuevo Neymar, o incluso al sucesor de Ronaldo Nazario, que con 18 años arrasó en el PSV antes de tener una temporada de ensueño en el FC Barcelona con apenas 20 primaveras. Pero Vinicius es Vinicius y necesita su periodo justo de cocción, que diría Julen Lopetegui.

Oscar J. Barroso / AFP7 / Europa Press Sports via Getty Images
Oscar J. Barroso / AFP7 / Europa Press Sports via Getty Images

Por eso ese gol en Zaragoza le debe ayudar a espantar los fantasmas que le han perseguido hasta ahora.

La presión que ha soportado le ha llegado a hacer parecer un jugador torpe, residual, de esos que se pierden en fliligranas pero que aportan más bien poco al juego del equipo. Los que le han seguido desde sus inicios dicen que esa no es la imagen que se debería tener de él, pues Vini es sobre todas las cosas un futbolista efectivo y efectista.

Ante el Zaragoza empezamos a ver un poco esa versión del brasileño, que va a encontrar en la Copa del Rey el bálsamo donde buscar su fútbol. No podía haber empezado con mejor pie. Los fantasmas se empiezan a mudar lejos de su cabeza.

Más historias que te pueden interesar:


Qué leer a continuación