Villalpando es separado del Rebaño

·1  min de lectura

GUADALAJARA, Jal., octubre 31 (EL UNIVERSAL).- Luego de ganar el clásico tapatío, tres elementos rojiblancos organizaron una fiesta de la que se generó el último escándalo rojiblanco, luego de que el mediocampista Dieter Villalpando fue acusado de presunta violencia sexual, situación por la que fue separado del Guadalajara.

A lo largo del día, la información fue creciendo con relación a esta denuncia en contra del mediocampista y fue ya por la noche, que la directiva del Rebaño Sagrado emitió un comunicado al respecto, aunque ya había dado la orden de que no fuera convocado para el juego ante los Pumas.

Hay que recordar que cuando arrancó el Guardianes 2020, los jugadores de las Chivas firmaron un convenio con el director deportivo Ricardo Peláez, en el que se comprometían a guardar un comportamiento ejemplar dentro y fuera de la cancha.

La denuncia contra el jugador fue interpuesta en la Unidad de investigación de delitos contra las mujeres y delitos de razón de género de la fiscalía del estado de Jalisco, que dará seguimiento al caso. La directiva rojiblanca anunció que será implacable en la aplicación de medidas ante cualquier indisciplina.