Vignolo, los exámenes de su adolesencia y el partido que va a jugar hoy Boca

Ariel Cheb Terrab
·2  min de lectura

Boca quiere seguir con su buena racha y tendrá una prueba de fuego ante el Santos de Brasil, que hace pocos días se quedó sin entrenador tras la renuncia de Ariel Holan. Justamente ambos equipos se enfrentaron este mismo año, por las semifinales de la Copa Libertadores 2020, inclinándose la balanza para el lado de los brasileños, que luego perdieron la final. 

Ahora por la fase de grupos de la edición actual, el conjunto de Miguel Ángel Russo quiere seguir a paso firme luego de debutar ante The Strongest, con victoria en la altura de La Paz. Y sobre esto habló Sebastián Vignolo en el inicio de ESPN F90, comparando lo que se le viene al Xeneize con una parte de su adolesencia.

 

 

"Los exámenes me ponían nervioso. Cuando había una prueba, sobre todo, según cuál era el profesor. Tenía por un lado al de geografía, bravo, si no estudiabas, el tipo no te ayudaba. Tenía al de historia, bueno, si podía te ayudaba. Al de contabilidad, si perdía Boca el domingo, era insoportable, te mataba, te volvía loco, encima agarró la época en la que Boca perdía liguillas previas a la Libertadores. El tipo llegaba, pedía que saquen una hoja, era una cosa de locos", comenzó diciendo entre risas.

Y siguió contando: "Dentro de los exámenes, a mí el que no me gustaba era el oral, era como una intimidación, no tenías mucha escapatoria, no había manera, ni de llevarte un papelito. Muchas veces tenía la posibilidad de estar en el fondo, por ser Vignolo, pero algunos iban de abajo hacia arriba. Dependía del azar. Era un alumno seis puntos, de mitad de tabla".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Luego, hizo su comparación: "Boca hoy tiene un examen, oral. Para ver si realmente todo lo que venimos mostrando, marcando, puede refutarlo contra Santos. Es Santos, llega en otro momento, no lo va a eliminar, sin su técnico, sin Soteldo, pero llega Santos. Es Santos. Y enfrente está este Boca renovado, que parece que le sobran los jugadores, realmente para Boca es una prueba".

Para cerrar, avisó: "No quiere decir que si no pasa a Santos, repite. Si no pasa a Santos habrá que ver cómo fue, qué cosas le faltan, pero no está para egresar. Si pasa a Santos, va en un muy buen camino para egresar. No es una consagración, pero el principio de la confirmación de que Boca encontró al equipo".