Se viene la rotación: los 7 jugadores que podrían descansar en Boca

Joaquín Alis
·2  min de lectura

Boca arrancó la seguidilla de partidos de una forma inmejorable, ganando sus últimos cuatro partidos y peleando en lo más alto de la Copa de la Liga Profesional y la Copa Libertadores. Ahora vendrá un nuevo desafío para el Xeneize, que será superar los dos partidos casi juntos que cayeron en el calendario, uno ante Lanús y otro ante Barcelona en Ecuador.

Para que la exigencia de la doble competencia no salga cara, Miguel Ángel Russo deberá administrar las energías y aprovechar el numeroso plantel con el que cuenta. Partiendo desde esa lógica, hay muchos jugadores que deberán descansar en los próximos días, considerando que hay siete que fueron titulares en los últimos cuatro encuentros.

Agustín Rossi, Carlos Izquierdoz, Lisandro López, Cristian Medina, Alan Varela, Agustín Almendra y Sebastián Villa han disputado casi todos los minutos del equipo de la Ribera en los últimos 11 días, por lo que podrían ver desde afuera alguno de los próximos dos encuentros. ¿De qué dependerá? De lo que priorice el entrenador, y probablemente el resultado de Barcelona vs. The Strongest en Guayaquil influya en los planes, sumado al gran triunfo de anoche en La Bombonera y la valiosa victoria en La Paz.

Dentro de esa rotación, quienes podrían reaparecer son Esteban Andrada, Jorman Campuzano y Carlos Zambrano, ya recuperados del coronavirus (el arquero no tuvo pero fue contacto estrecho). Además, tanto Marcos Rojo como Edwin Cardona están próximos a sumarse y su respuesta en las prácticas marcara su evolución.

Otro de los que volvió a entrenarse junto al grupo es Diego González. El Pulpo se recuperó de la lesión que sufrió en la final de la Copa Maradona ante Banfield y ya se entrena bajo las órdenes de Miguel. En cuanto tenga el fútbol que necesita, el volante se sumaría como otra variante en la mitad de la cancha.

El desafío de Boca: 2 partidos en 3 días

El inamovible calendario de la CONMEBOL y el día del trabajador del sábado 1 de mayo obligan a Boca a jugar domingo y martes. El Xeneize chocará con Lanús en un 2 de mayo desbordado de fútbol, y lo hará en el particular horario de las 10 de la mañana. Ese mismo día, pero promediando las 3 de la tarde, los de Russo partirán rumbo a Guayaquil para enfrentar a Barcelona el siguiente martes.